Startup diseñó robot que se comunica con ancianos

0
1352
Foto: Intuition Robotics

Toyota de Japón interesada en el producto
La startup israelí Intuition Robotics, que anunció una ronda de financiación de 14 millones de dólares liderada por el Instituto de Investigación de Toyota, está desarrollando un robot para apoyar a los ciudadanos de la tercera edad y brindarles una mejor calidad de vida y un estilo de vida activo durante el mayor tiempo posible.
Los robots para personas mayores son una industria en crecimiento en todo el mundo, especialmente en Japón. La industria, que cuenta con conocimientos y experiencia en robótica, está combatiendo una realidad demográfica de una población que envejece rápidamente. Decenas de miles de robots ya están siendo utilizados en medicina y enfermería en el mundo, pero Intuition Robotics tiene una idea diferente: su robot ELLI-Q está diseñado para resolver el problema emocional principal de la tercera edad – la soledad.
“La población mundial está envejeciendo rápidamente”, dice el fundador y director general de Intuition Robotics, Dor Skuler. “La proporción de la población que pronto tendrá 65 años o más ha crecido al 30%”.
Si agrega el hecho de que la esperanza de vida en Occidente ya está cerca de 86-87 años y continúa subiendo, el resultado es que la gente anciana que está todavía saludable y lúcida pasará muchos años sin un empleo o un marco social. El resultado de este aislamiento es la demencia acelerada, la depresión y la muerte.
Skuler dice que con la edad, la gente se vuelve menos proactiva y más reactiva. “La gente se aferra a su rutina y les resulta difícil adoptar cambios. Una de nuestras metas es proponerles cambios durante el día que les ayuden a alcanzar sus metas de un estilo de vida activo y más agradable”.
ELLI-Q no fue diseñada para parecerse a una persona. Parece que está hecho de dos gafas de agua mirando en direcciones opuestas que inesperadamente se unen en una sola entidad. No representa figuras ni humanas ni animales y no tiene cara ni miembros, pero sus movimientos le dan un cierto sentimiento de vitalidad. Por lo general, se encuentra dentro de algo que también sirve como base para una pantalla táctil, mientras que ELLI-Q se comunica con esta pantalla táctil, y el jubilado puede utilizar la pantalla táctil para comunicarse con el robot y el mundo.
El robot está diseñado para animar a los adultos mayores a ser más proactivos y a alejarse de su rutina. Estudia los patrones de conducta de la tercera edad, y luego empieza a hacer sugerencias en momentos que le parezcan apropiados. ¿Quizá quieras ir de viaje, ¿quieres escuchar algo de música ahora? ¿Quieres escuchar una conferencia de TED? Si la sugerencia de escuchar música a las 10 de la mañana fue aceptada el día anterior, el robot aprende a sugerirlo de nuevo, y si hay una mejor oportunidad de que el usuario acepte ir a dar un paseo después de escuchar la música, tenderá a conectarse las dos cosas, informa Skuler. Otras capacidades del robot incluyen leer libros, jugar con la gente, pedir un taxi o un viaje compartido y hablar con un médico, seguir la rutina de medicamentos.

Dejar respuesta