Sospechas y acusaciones contra el Primer Ministro y su esposa

0
331
Sara Netanyahu y el Primer MInistro

Biniamín Netanyahu deberá enfrentar diversos cargos
Acusan a Netanyahu, su esposa Sara y su hijo Yair de recibir regalos generosos de dos ricos empresarios: el magnate israelí Arnon Milchan y el multimillonario australiano James Packer.

El primer ministro Biniamín Netanyahu
El primer ministro Biniamín Netanyahu

Se espera que el asesor jurídico del gobierno, Avijai Mendelblit, eleve cargos de fraude contra Sara Netanyahu, por aceptar presentes ilegales por valor de 400.000 shékels.
Los Netanyahu supuestamente recibieron envíos regulares de cigarros y champaña costosa, por miles de shékels, de Milchan. Al mismo tiempo se acusa a este empresario de haber entregado a Sara Netanyahu una cara pieza de joyería.
El Primer Ministro asegura que estos presentes fueron muestras de amistad y no se le hizo ningún favor a Milchan a cambio de los presentes.

Meni Naftali
Meni Naftali

El multimillonario israelí Arnon Milchan fue interrogado en London, bajo apercibimiento, por sospechas de sobornar al primer ministro Biniamín Netanyahu y su esposa Sara. Según los investigadores involucrados, el testimonio de Milchan, que se proporcionó durante un minucioso escrutinio de tres horas, reforzó el caso acusatorio contra Netanyahu.
Milchan dio testimonio abierto dos veces pero durante ese tiempo, no fue oficialmente sospechoso de ningún delito. En la última ronda del interrogatorio al magnate israelí en Londres, se convirtió en sospechoso tras las denuncias presentadas por los investigadores, dado que difícilmente Netanyahu podría ser acusado si el responsable de entregar los sobornos no resultara oficialmente sospechoso. Entretanto, Netanyahu se aferró a la afirmación de que cualquier obsequio dado por Milchan se hizo en tono amistoso y totalmente desprovisto de motivaciones políticas.

Arnon Milchan
Arnon Milchan

Otra de las sospechas que pesan sobre la esposa del Primer Ministro es sobre los catering gourmet por excesivos montos de dinero que ordenaba en lugar de utilizar los servicios del chef oficial de la residencia, en cuanta ocasión ameritaba. Sara Netanyahu negó las acusaciones, inculpando en cambio al mayordomo oficial de la residencia del primer ministro, Meni Naftali, por los excesivos gastos descubiertos. Sin embargo, según informes, la policía tiene pruebas de que esta práctica comenzó antes de que Naftali asumiera su posición y continuó después que este se retirara.
Otro tema es el “Affaire Bezeq”, este escándalo de corrupción comenzó con un informe especial del Contralor del Estado, publicado en julio, sobre la problemática relación entre el Ministerio de Comunicaciones y Bezeq, el gigante de telecomunicaciones de Israel.

Bezek Or Ieuda
Bezek Or Ieuda

El informe encontró que Shlomo Filber, director general del Ministerio de Comunicaciones y antiguo asesor de Netanyahu, había estado proporcionando a Bezeq documentos confidenciales y otra información de la que la compañía se beneficiaba. Netanyahu trajo a Filber al Ministerio de Comunicaciones luego de haber despedido a Avi Berger su predecesor en el trabajo. Berger había estado tratando de avanzar una reforma de banda ancha que podría haber dañado a Bezeq.
El fiscal general Avichai Mandel-blit, hablando en días recientes en la Conferencia del Colegio de Abogados de la Asociación, manifestó: “Las investigaciones se realizan profesional y minuciosamente, sin escatimar detalles. Es importante destacar que cuando se trata del interés público, la aplicación de la ley no es una cuestión política. No puede ser influenciada por consideraciones externas cuando se trata de procedimientos penales. Esto nunca ha sucedido, no está sucede y no sucederá”.

Avijai Mandelblit
Avijai Mandelblit

Biniamín Netanyahu fue interrogado bajo caución en otros dos casos que involucran delitos de soborno. Es sospechado de mantener charlas telefónicos con el dueño de Yedioth Ahronoth, Arnon Mozes, para recibir una cobertura más favorable a cambio de promover una legislación que limitara la circulación del rival de Yedioth el periódico Israel Hayom.

El tema del Submarino, conocido como “Caso 3000” involucra acusaciones de soborno por más de mil millones de dólares de las negociaciones de submarinos entre Israel y Alemania.
El “Caso del Submarino” es por lejos el escándalo más serio que se arremolina alrededor del Primer Ministro. El mandatario no está sospechado en este caso en particular, pero tres de sus allegados lo son: ThyssenKrupp el constructor naval alemán, está representado en Israel por Michael Ganor, el sospecho clave del caso.

Yedioth Ahronoth
Yedioth Ahronoth

Alegado de haber sobornado a altos funcionarios de Defensa para avanzar en el acuerdo, Ganor firmó un acuerdo este verano para convertirse en testigo del Estado en este caso. A cambio de testificar contra otros sospechosos, cumplirá un año de prisión y deberá abonar una multa de diez millones de shékels (2,8 millones de dólares). David Shimron, abogado personal de Netanyahu, consejero y primo, auspició como abogado de Ganor.
Shimron fue sospechado de cabildear a funcionarios del Ministerio de Defensa israelí en nombre de Ganor y ThyssenKrupp. Medios de comunicación israelíes han informado que Shimron ganaría decenas de millones de shékels del acuerdo submarino. Él ha negado el informe.

ThyssenKrupp
ThyssenKrupp

Una media docena de sospechosos han sido detenidos en este caso, entre ellos el ex comandante de la armada israelí, vicealmirante Eliezer Marom, quien fue interrogado nuevamente esta semana.
Fuera otro sospechoso clave es Avriel Bar-Yosef, ex sub director del Consejo de Seguridad Nacional, que también es conocido por tener estrechos vínculos con Netanyahu.

El Fiscal General no revelará detalles
El Fiscal General, Avichai Mandelblit, rechazó una petición en la que exigía que su oficina revelara detalles de la investigación sobre presunta corrupción en la compra de embarcaciones marinas alemanas, diciendo que hacerlo pondría en peligro el procedimiento que ya ha implicado a oficiales militares.
El abogado personal de Netanyahu y un ex ayudante han sido interrogados como sospechosos en la investigación sobre sobornos en una compra de varios miles de millones de shékels en barcos y submarinos al constructor alemán Thyssenkrupp. El tema ha alterado la escena política de Israel y ha sido descrito como uno de los mayores escándalos de corrupción en la historia del país con nuevos sospechosos anunciados cada pocas semanas.

Ganor urge al ex jefe de la marina a abrir el caso del submarino

Netanyahu en el submarino
Netanyahu en el submarino

Miki Ganor, testigo estatal sobre el caso de los submarinos, fue llevado a la sala de interrogatorios la semana pasada para enfrentar al ex comandante de la marina Eliezer (Chiney) Marom, también implicado en el caso, para exhortarlo a revelar toda información sobre sus relaciones mutuas.
Se cree que Marom ha recibido cientos de miles de shékels en dinero de soborno de Ganor, quien es sospechoso de actuar en nombre de la compañía alemana durante el acuerdo. Afirmó durante el interrogatorio que recibió dinero para las consultas que proporcionó a Ganor. Tomando a Marom por sorpresa, los investigadores insistieron y lo enfrentaron con Ganor quien manifestó directamente que el dinero no fue para consultas sino para realizar el acuerdo.
Ganor durante el cotejo afirmó que entregó ese dinero para conseguir ayuda en el proyecto del submarino. Ganor inicialmente transfirió 28.000 shékels y luego 50.000 shékels más.
La confrontación se produjo después de que el asesor estratégico Tzachi Lieber instó a otros asesores mediáticos para que cooperen plenamente con los investigadores. El testimonio de Ganor incriminó a Lieber en el caso, acusándolo de actuar como un intermediario en la transferencia de efectivo.
Mientras se investigaba la semana pasada, Lieber efectivamente confirmó actuar como mediador entre Ganor y David Sharan ex jefe de la oficina del primer ministro Biniamín Netanyahu.
El testimonio de Ganor es un acuerdo con Sharan sobre el dinero del soborno proporcionado a este último a través de Lieber como intermediario.Se espera que la policía realice una tercera ola de arrestos relacionados con este tema próximamente.
Ganor les proporcionó nueva información, según la cual había algunas irregularidades relacionadas con la campaña primaria del ministro Yuval Steinitz, quien asimismo, fue interrogado debido a que su asesor Rami Tayeb está acusado de soborno.

Dejar respuesta