Simone Veil entra con todos los honores en el Panteón de Francia

0
853
Homenaje a Simone Veil Foto: Palacio Elíseo

Simone Veil sobreviviente de los campos nazis durante la II Guerra Mundial, icono de la lucha en favor de los derechos de la mujer y primera presidenta del Parlamento Europeo, entró con todos los honores en el Panteón, cripta donde reposan las figuras más ilustres de Francia.

El presidente francés, Emmanuel Macron, avanzó el pasado julio que el país le iba ofrecer un homenaje a la altura de su trayectoria y cumplió hoy su promesa con una ceremonia presenciada en la calle por miles de ciudadanos.

Veil, nacida en 1927 en Niza y fallecida el 30 de junio de 2017 en París, tuvo una vida llena de hitos, a los que se sumó ser la primera mujer en entrar acompañada de su marido, y no a la inversa, y la primera deportada judía en descansar en el Panteón, 54 años después del ingreso del héroe de la Resistencia Jean Moulin.

“Quisimos que estuviera en el Panteón sin esperar el paso de las generaciones para que sus combates, su dignidad y su esperanza se mantengan como una brújula en estos tiempos difíciles que atravesamos”, dijo Macron.

Los ex presidentes Nicolas Sarkozy y François Hollande, acompañados de sus parejas, Carla Bruni y Julie Gayet, estuvieron en las tribunas, pero el último adiós fue ante todo de los ciudadanos, que horas antes del inicio del acto, y pese a las altas temperaturas, ya hacían guardia en el recorrido.

Los féretros de Veil y de su esposo, el político francés Antoine Veil, fallecido en 2013, estuvieron expuestos desde en el Memorial de la Shoah, centro que documenta la persecución de los judíos, y partieron desde allí escoltados por la Guardia Republicana.

Una alfombra azul, que según el Elíseo es símbolo de la paz y de Europa, cubrió el último tramo, coronado en la fachada del Panteón por una fotografía del matrimonio junto a la bandera francesa y la europea.

Veil, que en los campos de concentración perdió a sus padres y a su hermano, está considerada una de las grandes figuras del feminismo tras despenalizar el aborto en Francia en 1974 cuando era ministra de Salud.

Firme defensora de la causa europeísta -y distinguida por ello con el Premio Príncipe de Asturias de la Cooperación Internacional en 2005-, en 1979 pasó de nuevo a la historia al convertirse en la primera presidenta del Parlamento comunitario, en la primera ocasión en que este fue elegido por sufragio universal.

Aunque abandonó su presidencia en 1982, permaneció como eurodiputada hasta 1993, cuando el primer ministro Édouard Balladour la recuperó para el Gobierno como ministra de Asuntos Sociales y Salud, y tras su salida del Ejecutivo integró el Consejo Constitucional desde 1998 a 2007.

La decisión de que su cuerpo descansara en el Panteón, según Macron, fue tomada en verdad “por todos los franceses”, porque “Francia la ama”.

“Con Simone Veil entran generaciones de mujeres que construyeron Francia. (…) Que hoy se les haga justicia a través de ella”, apuntó el jefe de Estado, que destacó la lucha de la abogada y política “por la paz y, por tanto, por Europa”.

De las 75 personalidades honradas hasta ahora en el Panteón, Veil pasa a ser la cuarta mujer en obtener esa distinción.

Junto a ella, la científica y doble ganadora de un premio nobel Marie Curie y las figuras de la Resistencia antinazi Germaine Tillion y Geneviève de Gaulle-Anthonioz, mientras que la también científica Sophie Berthelot acompaña a su esposo, el químico Marcellin Berthelot.

Su féretro y el de su marido pudieron ser visitados por el público y hoy serán inhumados en la misma cripta en la que se encuentran Moulin, el escritor André Malraux, el impulsor del europeísmo Jean Monnet, y el redactor principal de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, René Cassin. EFE

Dejar respuesta