Shari Arison vende el control accionario de Bank Hapoalim

0
675
Shari Arison Foto: Vardi Kahana Wikimedia Dominio Público

La mujer rica de Israel, Shari Arison, anunció que venderá el paquete accionario de control de Bank Hapoalim, el banco más grande del país.

El Banco de Israel, que aprobó la movida, le dio a Bank Hapoalim cuatro años de plazo para completar la comercialización de las acciones.

Bank Hapoalim está valuado en alrededor de 36 mil millones de shékels (diez mil millones de dólares) y Arison cuenta con un 20 por ciento de las acciones, valuadas en siete mil millones de shékels (1.930 millones de dólares). Como dueña del paquete más grande de acciones, Arison tenía derecho a nombrar al directorio de la institución financiera.

Los miembros del directorio Efrat Peled, Ido Stern y Meir Wietchner anunciarán también su retiro, adelantó Arison en un comunicado.

Arison, que controla el banco desde hace 21 años, recurrió hace algunos meses al Banco Central para revisar la opción de un control descentralizado de Bank Hapoalim, tras haber fracasado sus contactos con inversores norteamericanos para conseguir inversionistas estratégicos.

El presidente y director general de Hapoalim, Arik Pinto, aseguró que el hecho de que Arison no logró vender sus acciones a un inversor y eligió comercializarlas en la Bolsa de Valores de Tel Aviv no afectará al banco.

Los bancos israelíes están enfrentando una creciente competencia y escrutinio regulatorio con respecto a las tasas y gastos administrativos, lo que los ha empujado a cerrar sucursales y despedir empleados. Hapoalim está siendo también investigado por entes regulatorios de Estados Unidos por haber ayudado presuntamente a ciudadanos norteamericanos a evadir impuestos.

En 2014, Bank Leumí, el rival principal de Hapoalim, aceptó pagar alrededor de 400 millones de dólares a las autoridades impositivas de EE.UU. para resolver una investigación delictiva tras admitir que había ayudado a los contribuyentes norteamericanos a ocultar sus fondos.

Pinto sostiene que la investigación norteamericana es el asunto de mayor peso sobre el banco y que la gerencia está haciendo todo lo posible para resolverla.

La venta hará que Bank Hapoalim no tenga un paquete accionario de control, sino que las acciones pasarán a manos del público a través de inversores institucionales que administran inversiones y ahorros de largo plazo de los ciudadanos tales como sucede con Bank Leumí, Discount Bank y más recientemente Dexia Bank.

El mes pasado, Arison fue interrogada, durante varias horas, por la policía bajo sospecha de estar involucrada en un caso de corrupción en el cual los investigadores creen que varios millones de dólares fueron pagados a funcionarios gubernamentales de países africanos.  Junto con Arison, los detectives de la unidad antifraude de la policía, Lahav 433, fue interrogada Efrat Peled, gerente general de Arison Investments.

Ambas mujeres fueron liberadas, pero tienen prohibido salir del país o dialogar con cualquiera que esté vinculado a la investigación.

El caso involucra a Shikun & Binui, una de las firmas más grandes de construcción e infraestructura en Israel, que cuenta con numerosos proyectos en todo el mundo. Seis ejecutivos fueron detenidos en febrero bajo sospecha de haber efectuado pagos para promover proyectos en países africanos.

Además, se sospecha que Arison y Peled violaron la Ley de Valores en relación con información empresarial.

El interrogatorio sobrevino una semana después de que Arison vendiera su paquete accionario de control de Shikun & Binui al inversor de negocios inmobiliarios israelí-norteamericano Naty Saidoff por 1.100 millones de shékels (307 millones de dólares), un precio 14 por ciento más bajo que el valor nominal de las acciones, lo que los agentes financieros atribuyen a las sospechas de soborno.

Dejar respuesta