Seis científicos israelíes reciben el premio de investigación médica Howard Hughes

4
1901
De izquierda a derecha: Idan Efroni, Asya Rolls, Eran Elinav, Ido Amit, Yossi Buganim, Shalev Itzkovitz

Seis investigadores israelíes figuran entre los 41 ganadores del prestigioso premio internacional Howard Hughes Medical Institute para jóvenes investigadores prometedores fuera de los Estados Unidos.
Cada uno de los investigadores internacionales, que proceden de cualquier área de la ciencia médica, desde la investigación del cerebro hasta la biología computacional y la biofísica, recibe 650.000 dólares en cinco años, dándoles la libertad de buscar nuevas direcciones de investigación y proyectos creativos. Las subvenciones cuentan con el apoyo de la Fundación Bill & Melinda Gates, el Wellcome Trust y la Fundación Calouste Gulbenkian.
Los galardonados fueron elegidos entre 1.400 candidatos por un panel de científicos líderes, sobre la base de sus logros y potenciales anteriores.
El concurso está abierto a todos los científicos que trabajan a tiempo completo para una universidad de investigación, una escuela de medicina o una organización sin fines de lucro, y que hayan manejado un laboratorio durante al menos siete años.
Los seis israelíes son Asya Rolls del Technion-Israel Institute of Technology, en Haifa; Yossi Buganim e Idan Efroni de la Universidad Hebrea de Jerusalén y Dr. Eran Elinav, Shalev Itzkovitz e Ido Amit del Instituto Weizmann de Ciencias de Rejovot.
Asya Rolls investiga la relación entre el cerebro y el sistema inmunológico, estudiando cómo los pensamientos y las emociones pueden afectar la salud. Es una cuestión filosófica, dice, pero esta influencia se puede estudiar científicamente, porque las emociones y los pensamientos se traducen en última instancia en la actividad cerebral.
“Para decirlo de otra manera, si el cerebro, a través de pensamientos y sentimientos, puede afectar el sistema inmunológico, que nos protege de bacterias y cáncer, ¿cómo afecta el cerebro a la capacidad del sistema inmunológico de erradicar las células cancerosas? Espero que estos estudios lleven al desarrollo de nuevos enfoques”, dice Rolls.
En el Instituto Weizmann, Eran Elinav ha estado trabajando en las bacterias intestinales y en cómo nos afectan. Su trabajo en la “nutrición personalizada” ha sido revolucionario (descubrió cómo una persona puede disfrutar de una torta y no engordar, mientras que en otra no ocurre lo mismo). Investigaciones recientes han estado encontrando cada vez más que el cambio de nuestra microbiota intestinal puede afectar profundamente nuestra salud.
Shalev Itzkovitz recibió el año pasado un premio Young Investigator por su trabajo en biología molecular en mamíferos o, según él mismo, “los principios de diseño de los tejidos de mamíferos”. Su trabajo consiste en aplicar las matemáticas a la biología, Los patrones de expresión génica de una sola célula logran objetivos fisiológicos y explican lo que va mal en la enfermedad.
Ido Amit estudia la genética de la respuesta inmune: también él finalmente apunta a allanar el camino hacia la medicina personalizada.
En la Universidad Hebrea de Jerusalén, Yossi Buganim es también un científico multipremiado, por su trabajo sobre células madre y medicina regenerativa. Su equipo inventó y mejoró las maneras de reprogramar células adultas en otros tipos de células.
Idan Efroni es algo extraño en este grupo: su trabajo se centra en las ciencias de las plantas, no en la medicina por sí misma. Estudia la biología molecular de la regeneración vegetal. No es medicina. El comité de premios explica por qué está en la lista: ha estado “desentrañando el misterio de las impresionantes capacidades regenerativas de las plantas. Utiliza tomates para estudiar cómo las plantas generan nuevas células madre y meristemas para reemplazar las raíces dañadas o desaparecidas”.
La esperanza es que el trabajo de Efroni “revele pistas sobre la regeneración de tejidos en otros organismos”, lo que también podría ayudar a cultivar más alimentos para un planeta cada vez más hambriento.

4 Comentarios

  1. ” Luz entre las naciones ” , todos los días se cumple una profecía bíblica , bien religiosa , pero lo hacen los laicos . También los judíos laicos resultaron los que mayormente crearon Israel

  2. Parece que Dios premió las rigideces supersticiosas y medievales de los religiosos con persecuciones y matanzas , y la libertad de pensamiento con tener un estado , parar en parte la persecución y se luz para el mundo .

  3. Quizá vestirse todos iguales , y preconizar que todos tengan la misma conducta , es mera ” avodá zará ” ( trabajo extranjero , por decir paganismo ) .

Dejar respuesta