Sabores que hacen historia en Tel Aviv

0
673
Haim con la foto de Abraham y Esther.

Los Shalev: Abraham, Esther y la pescadería
En el corazón de la zona urbana de Tel Aviv se abren anualmente decenas de locales de comida que cierran al poco tiempo. No se sabe a ciencia cierta la razón. Hay quienes aseguran que es muy difícil administrar un restaurante en esta ciudad. Pero también hay algunos que se fundaron hace muchos años y continúan exitosamente. Estos forman ya parte de la historia de la ciudad.

Calidez y sencillez
Calidez y sencillez

Haim, dueño y chef del local Hashaked nos cuenta que todo empezó hace 52 años cuando Abraham y Esther Shalev abrieron en la calle Hajashmonaim de Tel Aviv un pequeño puesto de comida. Los dos eran de origen alemán y sobrevivientes de los campos de concentración. Tras la guerra estuvieron en un campamento de refugiados y como Abraham tenía que ocuparse de algo aprendió a cocinar, en especial pescado y Ester preparaba otros platos de cocina judía al estilo polaco, que continúan en el menú hasta estos días. Freían pescado por la mañana y luego los vendía todo el día. Al final de los 70 comenzaron a vender también “Take Away”.
El nombre surgió de las iniciales de cuatro socios que habían comenzado juntos, pero a los pocos meses Abraham se quedó solo con el local, se hizo muy famoso, fue creciendo y continúa hasta la actualidad, ahora como un negocio familiar, atendido por Haim el hijo de Abraham y su hija Raz que está en la parte administrativa. Haim es el chef ahora, creció en el ambiente culinario y en forma natural se ocupó del tema pero con más dedicación. Estudió en París donde viajó varias veces para perfeccionarse. Ester de 90 años, sigue visitando el restaurante diariamente para ver como van las cosas. Muchos de los platos del menú son de su creación; hígado picado, berenjenas, pescado relleno o gefilte fish y otros platos tradicionales.

Yaniv Morris
Yaniv Morris

Hace unos meses se mudó a otro local en la misma calle, más grande decorado en forma sencilla pero con mucha calidez, con una sala grande y un bar con 60 lugares y otros 30 en dos terrazas que en el verano son muy atractivas, una de ellas orientada a la “Piazza” de estilo italiano que se construyó paralela a la calle Hashmonaim y agregó mucha alegría a esa zona de Tel Aviv. El lugar se especializa en pescadería y frutos de mar, pero también platos de comida mediterránea, una serie de ensaladas de entrada, etc. El plato más pedido es uno nuevo, el mix frutos de mar. El 90% de los comensales son clientes fijos, que vuelven a través de los años y muchos han declarado que Hahsaked es toda una institución para los amantes de pescado en Tel Aviv. Además el ambiente es muy agradable y Haim confiesa que lo que más le gusta “es ver a los comensales gozar de la comida”.

Melvin Morris pionero del estilo Hindú
23_4Otro local con veteranía que se halla en el corazón urbano de Tel Aviv es el restaurante Indira, de comida india, fundada en 1991 y que sigue en el mismo local de la calle Shaul Hamelech, atrayendo a los comensales que pasan ante todo con un mundo de colores, aromas y sabores y otros símbolos de la cultura hindú.
Yaniv Morris hijo del dueño y fundador Melvin Morris, nos cuenta que su padre oriundo de la India llegó a Israel, trayendo con el varios años de experiencia culinaria y hace 26 años abrió el local, (la madre es brasilera). Fue uno de los pioneros en traer el estilo indio a Israel e introdujo los gustos que eran extraños a los israelíes, cambiando algunos condimentos para que se adecuen al paladar local.
Melvin sabía que a los israelíes les gusta comer y tienen mucha curiosidad por lo cual este estilo tenía mucho potencial. Efectivamente desde el comienzo atrajo mucha clientela y participaron en muchos festivales de comida. Yaniv confiesa que desde los 6 años corre por este local y se volvió experto en la comida hindú, probando todo lo que se cocina en él.
El local dividido en dos pisos, el principal diseñado al estilo de la nueva India, se destaca en todo por su estilo, desde camareros vestidos en forma tradicional, la decoración, la música de fondo, etc. El piso superior es para eventos privados. Pero el centro de atención es el menú de gran riqueza, que incluye todos los gustos de ese país. La magia de los sabores auténticos de Indira comienza en la cocina, a cargo de expertos chefs indios, cuidadosamente seleccionados. Hay además del principal, un menú vegano y otro de tenedor libre.

Dejar respuesta