Rompiendo el tabú de la sociedad musulmana Perro lazarillo es protagonista en Nazaret

0
1317

Salim Sharif y Winston son una pareja rara, aunque Winston podría no saberlo. Sharif es uno de los pocos árabes israelíes ciegos que usa un perro guía, y el único en su bulliciosa ciudad natal, Nazaret.

Winston ha sido una gran bendición para Sharif. Es su mejor amigo y también un lazarillo para el joven de 20 años, que perdió la vista en octavo grado debido a un problema con su retina.

Sin embargo, para Sharif, quien es voluntario en una clínica de salud como parte de un pequeño pero creciente grupo de jóvenes árabes israelíes que hacen el servicio nacional, el perro también ha sido una fuente de “sufrimiento”.

Los perros no suelen verse en las ciudades árabes. Tradicionalmente se los considera impuros en la sociedad islámica y la propiedad o el contacto con perros generalmente están prohibidos, aunque hay algunas personas que eligen tener un perro.

Sharif, que se describió a sí mismo como alguien religioso pero no practicante, explicó que para él no había ningún problema religioso con su perro guía.

“En nuestra religión, si necesitas al perro por una razón específica, entonces no permanecerá impuro. Puedes vivir con un perro, pero con la condición de que tenga un propósito específico.

Mi perro tiene un propósito específico, así que no es impuro”, dijo.
Sharif ha tomado la iniciativa de educar a su comunidad, y especialmente a los niños, sobre los perros guía. ■

Dejar respuesta