Puentes entre las artes

0
299
Monumento al Violinista en el Tejado en Natania

La comunicación entre la música y la pintura
Isaac Lupa
En el marco de un curso en la Facultad de Música de la Universidad de Tel Aviv, llamado “Escuchar la pintura y ver la música” a cargo de la pianista y profesora Irena Fridland, esta última dedica varias de sus clases a ver y escuchar los puentes entre la pintura y música.
El tema me interesó para profundizar más y poder hacer un pequeño resumen del amplio material que expuso en sus interesantes disertaciones, que incluyen: música y transparencias de las pinturas relacionadas.
Desde principios de la humanidad, el ser humano ha tenido curiosidad por ver qué es lo que existe en la otra orilla del río, qué hay donde el océano se acaba, qué hay después del precipicio..
La gente aprende la construcción de puentes, al principio hechos de mecates y cordones, los cuales podemos ver hasta la fecha, que les daba la oportunidad de ver qué hay en la otra orilla del río o del precipicio.
Los puentes se usaron para conquistar pueblos, para esclavizarlos, o para unirlos.
Esto es a su vez el principio del comercio con las caravanas, que llevaban alimentos y especies de un lugar a otro entre dos puntos alejados.
Con el tiempo, los puentes tuvieron otras funciones como lo veremos más adelante.
A finales del pasado mes de noviembre, cuando empezaba a escribir este artículo, era el tiempo en que en diferentes partes del país ardían bosques y casas, el fuego se levantaba al cielo, en la televisión se podía ver al fuego devorando árboles y casas, hogares de mucha gente que parecía que en esos momentos el fuego borraba su pasado.
Para poder escribir sobre música y pintura, alejarme de los sufrimientos de la gente, tenía que crear un puente imaginario, que me permitiera salir del fuego, y me lleve a la música y pintura y me permitiera entrar entre colores, notas, musicales, palabras y sonidos.
Empecé a cruzar el puente por un pasado lejano, en las pinturas antiguas de Egipto, Japón, Grecia, y Roma, en que se nos mostró pinturas de diferentes pintores, todas tenían a músicos tocando a sus diferentes instrumentos.
Continúa el puente en la antigüedad, donde nos encontramos a músicos que aprovechan el lenguaje de los colores para traducir sus conceptos abstractos. El color croma (clave del color) que es pureza de color, tiene intensidad de color, tiene un adjetivo brillante, que es una cualidad indiscutible de un color, es empleado por los músicos en el sentido nítido, es decir una claridad de color y sonido.
En ocasiones los puentes nos llevan a un cruce de caminos, en el centro se juntan diferentes artes, en ocasiones cada una sigue por diferentes caminos, en otras parece que se entrelazan y se separan.
En todos los tiempos y en todos los estilos de pinturas se puede encontrar la relación entre la música y la pintura. La música influye en el pintor en el momento que éste realiza su obra, se podría decir que existe una relación paralela entre ambas artes, pero a su vez encontramos una gran diferencia, ya que una nos llega a través de la vista, mientras la otra nos llega por el sentido auditivo, ambas llegan a nuestro interior creando emociones como: tristeza, alegría, pasión, miedo, ira, nostalgia, etc.
En las próximas líneas trataré de presentar algunos ejemplos de pintores y músicos que trataron de establecer un puente, o paralelismos y analogías, es decir valores que las unan y las diferencian, para lo cual seguiremos en el puente.
Entre los pintores conocidos, vemos al pintor Paul Klee, hijo de padre músico, en que su pintura varía entre el surrealismo, expresionismo y abstracción, es conocido por sus pinturas al óleo, acuarela, tinta, y otros materiales, en ocasiones combinados en un solo trabajo. Sus cuadros frecuentemente aluden a la poesía, en ocasión incluyen palabras, o notas musicales, muchos relacionados con sus sueños
Una de las ideas importantes que el pintor Vasili Kandinsky buscó en su obra, fue el sonido y la música. Así lo expresa en sus obras escritas, donde se refiere a lo espiritual, lo relaciona con el pensamiento, abstracto para entender muchas cosas en la vida. En uno de sus libros escribió, “un cuadro debe de estar compuesto como una sinfonía, y debe de percibirse como una sinfonía de los sentidos y colores”. En otra ocasión escribe; “El color es en general un medio para ejercer influencia directa en el alma. El ojo es el martillo templador. El alma es un piano con muchas cuerdas. El artista es la mano que mediante una tecla determinada hace vibrar el alma humana”.
Entre los músicos románticos podemos encontrar a quienes se interesaron en las afinidades y discrepancias de las dos disciplinas.
Músicos como Wagner relacionaban el color con la expresión musical.
Chopin comentaba que la lógica de la sucesión de los sonidos que él producía, lo extraía de la física del color que se reflejaban en los colores de la aurora. Era un fenómeno análogo a las reflexiones de los colores.
En el Renacimiento se puede encontrar una relación entre música y pintura, ya que en conciertos se acostumbraba repartir programas con pinturas alusivas a la música que se tocaría.
El pintor G. Archimboldo del siglo XVI en un experimento que hizo, con la intención de “traducir” la escala de doce sonidos a la pintura, busca que la escala del color pase del blanco profundo, combinando los colores que llegue a un negro alto, después comentó: “perseguí” de esta manera la analogía de las dos artes.
A principios del siglo XX el compositor A. Scrabin estableció empíricamente una tabla paralela de los tonos musicales y cromáticos, al desarrollar una teoría entre los sonidos y colores, teoría de síntesis de las artes, que usó en su obra  “Prometeo”.
Para terminar, recordemos una pintura por muchos conocida, “El violinista en el tejado” de Marc Chagall en donde se puede apreciar “el violín romántico” con su música que se escapa por la ventana, el pintor sabía muy bien cómo convertir en poesía las ideas, y no pintó a un músico sencillo, si no a un soñador.
Podemos seguir paseando por el puente mágico, y gozando de las artes, soñando con sonidos, notas y colores, por esta ocasión haremos una pausa.

Dejar respuesta