Programa de mentoría para jóvenes mujeres que comienzan sus carreras

0
699

Destinado a desarrollar el potencial personal
La actriz israelí Gal Gadot puede que sea la Mujer Maravilla en el cine, pero Keren Herscovici, Noya Lempert y Efrat Dayagi, que han creado un programa para ayudar a mujeres a llegar a puestos importantes, son las verdaderas mujeres maravilla de Israel.
El programa, Woman2Woman, tiene por objetivo ayudar a mujeres jóvenes en puestos de alta responsabilidad a progresar en sus carreras con la guía de mentoras que han vivido experiencias similares y que han alcanzado éxito.
“En varias ocasiones en mi vida sentí la necesidad de tener un mentor. Y lo que buscamos con el programa es responder a esa necesidad”, dijo Dayagi, (abogada). “No se puede simplemente hacer una llamada a alguien que uno no conoce y decir que ‘un contacto me ha dicho que le llamara para pedirle consejo’. He buscado algo parecido a este programa y me hubiera encantado tener una relación así con un asesora”.
Herscovici, Lempert y Dayagi dicen que el programa se diferencia de otros de empoderamiento de la mujer porque no ven a ésta como si estuviera desprotegida.
“No partimos del estereotipo de que las mujeres necesitan ayuda porque están por debajo del hombre”, dijo Lempert, estudiante de doctorado en psicología clínica. “Partimos de la idea de que tienen mucho potencial y queremos ayudarlas a que lo aprovechen lo máximo posible”.
“Idealmente, no debería existir un ‘techo de cristal’ pero sí lo hay en la realidad. Así que mientras exista necesitamos hablar de ello”, dijeron Dayagi, Lempert y Herscovici, interrumpiéndose al hablar.
Las tres son graduadas de la Unidad 8200, la famosa división de inteligencia del Ejército de Israel que es conocida por producir un alto número de fundadores de compañías emergentes y de egresados que se han destacado por su habilidad de resolver problemas y mostrar liderazgo y conocimientos de gestión. Se dieron cuenta la unidad tiene la misma proporción de mujeres y hombres, pocas permanecen a la cabeza en sus carreras una vez salen del ejército.
Cada una de las tres avanza a toda máquina en sus carreras. Así pues, quisieron saber por qué otras mujeres –incluso las que fueron oficiales en el ejército– se estancaban antes de llegar a su meta.
Manifestaron que descubrieron que incluso las mujeres con más talento pueden tropezar con obstáculos creados por ellas mismas. “Hay muchos factores que pueden frenar a una mujer, la familia, la sociedad, la discriminación, pero nos dimos cuenta de que una de las principales razones es que no creen en ellas mismas”, expresó Dayagi. “Hay muchas que tienen un tremendo potencial pero les parece que ser mujer les impide llegar a la cima.
Si sabemos que tenemos el potencial para triunfar y no nos subestimamos, entonces no hay razón para no lograr al éxito”.
“Queremos apoyar a las mujeres jóvenes que están empezando a despuntar y asegurarnos de que continúan por el camino del liderazgo y del éxito. Las ponemos en contacto con otras que ya han realizado importantes avances”, manifestó Herscovici, que estudia para una maestría en investigación de operaciones.
“Hay mucho que aprender de las mentoras”, dijo Dayagi. Para los primeros cuatro meses del programa, que terminó en agosto y que consistió de sesiones individuales y encuentros de grupo, fueron aceptadas 20 de las 80 solicitantes, de 23 a 33 años, que terminaron el servicio con la Unidad 8200. Algunas de las mentoras fueron la ex directora general del Tesoro, Yael Andorn; la directora de Kodak Israel, Einav Aharoni-Yones y la directora mundial de Recursos Humanos de Amdocs, Karmit Shilo.
La segunda parte del programa estará abierta no sólo a mujeres que han servido en la unidad sino a todas las que las motive el éxito. “Nuestro objetivo no es cambiar el mundo. Lo que queremos cambiar es cómo se ven las mujeres a sí mismas y consideran su valía”, según Dayagi. “Queremos que las mujeres se hagan a la idea de que pueden triunfar en cualquier ámbito”. Herscovici, dijo que los programas son parte de un objetivo mayor.
“Nuestra misión es ejercer una influencia en el futuro. Tenemos uno de los pocos programas que ofrecen asesoría personal de mujer a mujer. También contamos con una amplia variedad de carreras, no sólo en alta tecnología o emprendimiento, sino también en finanzas, leyes y ciencia, entre otras”, dijo Herscovici.
Fuente: Israel21c

Dejar respuesta