Procesan a un árabe israelí que cruzó a Siria en parapente para unirse al Estado Islámico

1
405
Ilustración Foto: MediaPhoto.Org Wikimedia CC BY 3.0

Un árabe israelí de la ciudad de Jaljulia, en el centro del país, que atravesó la frontera con Siria en un parapente para sumarse al grupo terrorista Estado Islámico en 2015, fue arrestado el mes pasado al regresar a Israel, anunció la Fiscalía.

Tras levantarse el secreto de sumario, se reveló que el sospechoso fue llevado a un tribunal del Distrito Centro e imputado por una serie de cargos, especialmente por unirse a un grupo terrorista y establecer contacto con el enemigo en tiempos de guerra.

En el verano de 2015, Nidal Salah, quien entonces tenía 23 años, junto con otro árabe israelí, Hossam Hajalah, decidió unirse al Estado Islámico en Siria.

“Mientras que otros volaron de Israel a Turquía y de allí a Siria, el acusado y su amigo decidieron cruzar directamente la frontera a Siria usando un parapente”, señaló el fiscal en la acusación.

Salah y Hajalah practicaron el uso del parapente con motor durante varios meses, hasta sentirse preparados para emprender el viaje.

Sin embargo, en el primer intento de volar a Siria desde los Altos del Golán, a mediados de octubre de 2015, el parapente de Hajalah sufrió un “desperfecto técnico”.

Así que, el 24 de octubre, Salah fue solo a los Altos del Golán desde donde voló a Siria.

El acusado logó eludir los disparos efectuados del lado sirio de la frontera y aterrizó en el el país árabe vecino para unirse al Estado Islámico.

Al llegar, el grupo terrorista “lo detuvo, lo encarceló y lo interrogó brutalmente” para extraerle información sobre Israel, según la acusación.

Eventualmente pudo convencer a sus interrogadores sobre su devoción a la causa del jihadismo y fue liberado.

Según la acusación, Salah sirvió “formalmente” como combatiente del Estado Islámico durante más de dos años y medio en Siria, participando en una variedad de misiones militares, junto a otros miembros del grupo terrorista.

Durante ese tiempo, hizo contacto presuntamente con otros habitantes de Israel y los alentó a unirse al Estado Islámico.

“Fue incorporado a la ‘división de fabricación y desarrollo’ del Estado Islámico, donde trabajó por un salario mensual en una fábrica que desarrollaba y fabricaba aviones no tripulados con el objetivo de filmar cosas desde el aire y portar explosivos. Fue responsable de los sistemas de control de las aeronaves”, según la acusación.

Durante su militancia en la organización terrorista, Salah participó en una batalla contra el ejército sirio y fue capturado, pero logró luego escapar de la custodia del régimen, indica el documento judicial.

Posteriormente, decidió regresar a Israel, a sabiendas de que probablemente sería condenado a prisión. Salah huyó a Turquía con la ayuda de un contrabandista. Allí se reunió con miembros de su familia y, más tarde, con un abogado.

El 21 de junio pasado, regresó a Israel con sus familiares y su abogado, y fue arrestado en el aeropuerto.

1 Comentario

Dejar respuesta