Primera prueba definitiva para detectar el Mal de Parkinson

0
1292

Descubrimiento de una científica de la Universidad Hebrea
Suaad Abd-Elhadi, científica de la Universidad Hebrea de Jerusalén desarrolló un test para detectar el Mal de Parkinson (EP), enfermedad degenerativa del cerebro, con la esperanza de mejorar el pronóstico.
En el momento en que los pacientes perciben los síntomas, alrededor de dos tercios de las células cerebrales que producen la dopamina están ya muertas, comenta Abd-Elhadi, quien se hizo acreedora del premio Kaye Innovation por la creación de este método que logra un diagnóstico categórico de la enfermedad de Parkinson, lo importante es que este examen puede detectar la problemática en una etapa temprana.
Es cierto no obstante que la EP sigue siendo incurable, aún así el diagnóstico precoz puede ayudar a entender que fármaco debe ser administrado, para aliviar el proceso.
Un gran problema es que la etapa temprana de esta enfermedad se parece a otras enfermedades neurodegenerativas, lo que dificulta el tratamiento apropiado. En la actualidad se están haciendo grandes esfuerzos para detener el progreso de la EP, la mala noticia es que la Clínica Mayo ha notado una asociación entre el Parkinson y el melanoma, una forma mortal de cáncer de piel. Esta enfermedad es el segundo trastorno cerebral degenerativo más frecuente en ancianos, después del Alzheimer.
Usando el kit inventado por Abd-Elhadi, ahora uno puede saberlo, incluso antes de ser asintomático.
La enfermedad de Parkinson no es tan común como el cáncer, explica la científica “No obstante hay un porcentaje importante de personas que la poseen en la familia por ejemplo, en estos casos tiene sentido que se realiza el test para intentar detectar el proceso a tiempo”, explica Abd-Elhadi.
Este estudio se basa en el hecho de que esta dolencia se asocia con una proteína extraña llamada alfa-synuclin. La forma patológica de esta proteína aparece primero en los nervios periféricos, usualmente en el sistema digestivo y aparece en el cerebro únicamente en los estadios tardíos. La alfa-synuclin se une a las moléculas de grasa, llamadas lípidos, en las membranas celulares. Lo que la científica hizo es identificar los tipos de lípidos, que se originan tanto en los tejidos periféricos como en las células cerebrales.
Usando estos lípidos, inventó un kit mínimamente invasivo, altamente sensible para detectar el Parkinson, llamado lípido “Elisa”.
Los plaguicidas también tienen una lamentable asociación con el desarrollo de la enfermedad, señala Abd-Elhadi.

Dejar respuesta