Presentan en Israel una criptomoneda respaldada por diamantes

0
871
Museo de Diamantes en Ramat Gan Foto: Dr. Avichai Teicher Wikimedia CC BY-SA 4.0

La empresa israelí Carats presentó una nueva criptomoneda que pretende convertir los diamantes en un instrumento financiero y vencer la volatilidad de las actuales monedas digitales.

En la sede de la Bolsa de Diamantes de Israel, en la ciudad colindante a Tel Aviv, Ramat Gan, se presentaron dos nuevas criptomonedas: una para los trabajadores especializados en la industria del diamante, llamada “cut”, y otra para el público general, denominada “carat”.

Entrada al Complejo de la Bolsa de Diamantes de Ramat Gan Foto: Dr. Avichai Teicher Wikimedia CC BY-SA 3.0

“Lo revolucionario de nuestras monedas es que por cada una de ellas que esté en el mercado nosotros tendremos un diamante real en una caja fuerte que la respalde”, explicó Nadav Pearl, de Carats I.O, la empresa que junto con la Bolsa de Diamantes de Israel va a lanzar al mercado el próximo mes de mayo esta nueva divisa digital.

Pearl subrayó la “diferencia” entre esa nueva divisa y los “bitcoin y otras ‘cripto’ de la generación anterior, que las miras por dentro y lo que ves son códigos, no tienen correlación física con el mundo real”, agregó.

La moneda digital va a estar basada en diamantes comprados y acumulados en la Bolsa de Diamantes israelí, la mayor sede de intercambio de la piedra preciosa del mundo.

Vista de la Bolsa de Diamantes de Ramat Gan Foto: Wikipedia Dominio Público

El interés que motiva a “carat”, según dijo Pearl, es el mismo que con las demás criptomonedas, el de llevar a cabo transacciones en una economía descentralizada.

“En esta economía centralizada, cuando haces transacciones con tu banco, lo haces a través de un servidor principal que es controlado por gente, cambiado y afectado por personas. Hay gobiernos monetarios decidiendo qué hacer con las monedas…, en el mundo de las ‘cripto’ nadie controla las transacciones”.

Pero según Gabriel Diament, también de Carats I.O., el “carat” tiene un valor añadido: el que le da el algoritmo que su empresa de jóvenes matemáticos ha encontrado para ponerles precio a los diamantes calculándolo a través de 14 parámetros relacionados con las piedras.

“No creemos que podemos poner precio a los diamantes de modo individual mejor que los comerciantes de diamantes, pero creemos que podemos hacerlo muy bien en términos generales: coger 100.000 diamantes, como hemos hecho, y eliminar los factores que existen en cualquier transacción, los psicológicos, y así hemos creado el algoritmo que precisa su precio”, explicó Diament.

Israel en 2017 exportó 7.000 millones de dólares en diamantes en bruto y tallados, según la Bolsa de Diamantes. EFE

Dejar respuesta