Peleas en la coalición: Netanyahu vs. Bennett

2
814
Biniamín Netanyahu - Naftali Bennett

El primer ministro Biniamín Netanyahu y el ministro de Educación Naftali Bennett se enfrentaron por la negativa del Likud a apoyar una legislación que busca incorporar las instituciones académicas israelíes de Cisjordania en el Consejo para la Educación Superior.
La ministra de Justicia Ayelet Shaked decidió suspender las discusiones en el Comité Ministerial sobre la negativa del legislador del Likud Yoav Kisch a apoyar lo que se denomina el “proyecto de ley de la Universidad de Ariel”, patrocinado por la diputada Shuli Mualem-Refaeli de Habait Hayehudí (al que Shaked y Bennett pertenecen). El status de universidad para el colegio académico Ariel, al ubicarse en Cisjordania, ha sido boicoteado por las universidades de Israel debido a que eso implicaría aplicar soberanía en un territorio en disputa.

A modo de castigo, Kisch se negó a apoyar la legislación de Habait Hayehudí después de que Mualem-Refaeli se negó a respaldar su propia propuesta de ley, que busca determinar que al separarse o divorciarse, las madres disfrutarían de la custodia exclusiva de sus hijos solo hasta la edad de dos años, después de lo cual los dos padres compartirían la custodia.
El proyecto de ley de Kisch se ha convertido en una de las leyes más problemáticas en la coalición, impidiendo que Likud y Habait Hayehudí incapaces de llegar a un acuerdo.
Durante la reunión de líderes de la coalición, Bennett le dijo al primer ministro que el proyecto de ley de la Universidad de Ariel “es un proyecto muy importante que debe aprobarse, y lo has estado retrasando por tres semanas. Este no es un proyecto de ley simbólico”.
“No me prediques acerca de la Universidad Ariel, la construimos”, respondió Netanyahu.
El primer ministro luego le exigió a Bennett que reanude las discusiones en el Comité Ministerial de Legislación, gritándole “estás obligado por la disciplina de la coalición”.
“Somos la facción más disciplinada de la coalición”, le respondió Bennett.
El clima preelectoral se respira ante la crisis provocada tras las investigaciones policiales al primer ministro, las divisiones dentro del partido Likud, por lo cual cada facción busca aprobar leyes para mantener el apoyo de su electorado. Así, la ley de los supermercados (que exige cerrarlos en los días sábado), fue promovida por los partidos ultraortodoxos, la ley de pena de muerte fue promovida por Avigdor Liberman de Israel Beitenu, y la ley de conversión del colegio académico Ariel a Universidad, por Habait Hayehudí. Todos proyectos que aunque no tengan éxito, son al menos promesas demagógicas para mantener la fidelidad de los votos ideológicos.

2 Comentarios

  1. Por que Israel debe invertir en educacion en el extranjero?
    Que agreguen medicina en alguna universidad dentro de Israel.
    Bennet con su nacional-judaismo hace acordar a otro nacionalista famoso que estaba completamente loco.

  2. Judea y Samaria es Israel, no hay ninguna duda de eso.., poco a poco los arabes se van a ir yendo, hay que empezar a negociar con los paises arabes inteligentemente!!!

Dejar respuesta