Partidos de derecha intentan controlar su antisemitismo

1
1538
Marine Le Pen

Partidos de extrema derecha en Francia y Suecia enfrentan fuertes reproches por expresiones de sus militantes consideradas hostiles a los judíos.
En Francia, Christophe Boudot, el líder de una rama regional del Frente Nacional, se disculpó por decir que deben retirarse los subsidios estatales a un museo en memoria del Holocausto, el que sostenía era “demasiado politizado” y que Francia debe cesar la búsqueda de “arrepentimiento” por su responsabilidad con los crímenes nazis.
Por otra parte, el primer ministro sueco Stefan Löfven declaró de forma inusual que el partido (de extrema derecha) Demócratas de Suecia tiene “elementos nazis y racistas” a raíz de la publicación de un correo electrónico que contiene una broma racista sobre judíos y otras minorías escritas por el vicepresidente adjunto del partido.
Las declaraciones de Boudot generaron una fuerte reacción en Francia, donde el Frente Nacional bajo Marine Le Pen ha luchado para mejorar su respetabilidad purgando políticos que consagran el antisemitismo abierto y la negación del Holocausto, empezando por su fundador Jean Marie Le-Pen, el padre de la actual líder.

1 Comentario

  1. No tiene ninguna credibilidad que la extrema derecha trate de corregir su antisemitismo, además deberían añadir al resto de minorías étnicas, opciones sexuales y demás, es decir, perderían su única razón de ser que es el odio. Más bien suena a la típica mentirijilla de los políticos antes de conseguir el poder ganándose a votantes de otros partidos, en España lo hacen siempre los grandes partidos: el PSOE dijo que sacaría a España de la OTAN y desaparecerían las bases militares que regaló Franco a EE.UU. y luego se quedó en un apoyo contra esto cuando se vio con el agua al cuello en las encuestas, el PP timó con su dureza contra la corrupción y luego se convirtió en el partido más corrupto del mundo, incluso la extrema izquierda de Podemos estuvo jugando al gato y al ratón con lo de que su ideología era indefinida y es claro que son comunistas, también las ganas de trepar en la pirámide corrupta clientelar hará mucho para que nadie se queje nunca de estas estafas. El problema es que muchos se lo creerán, en el comienzo de este partido fascista ya se vieron negros a favor de Le Pen padre, y es que tontos tiene que haber en todas partes.

Dejar respuesta