Participantes sobresalientes de América Latina

0
893
Sergio, Maia y Fabiana

La Macabiá No. 20, que es la más importante numéricamente hasta hoy, trae a 10.000 atletas de 80 países, 2.000 de ellos vienen de América Latina representando con dignidad a Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela.
Entre los 2.000 deportistas llega una familia casi completa, la familia Deveksler de Chile. Para los padres, Sergio y Fabiana, no es su primera participación en la Macabiá pero si será la primera vez que compiten junto a su hija, Maia.

Daniel Brailovsky
Daniel Brailovsky

La familia vivió en Argentina hasta el año 1995 donde trabajaron como maestros de deportes y se mudaron a Chile donde viven hasta hoy, abrieron un negocio de joyas, pero nunca dejaron de ejercitar. Fabiana cuenta que todos los días salen a hacer deporte. Ella participó en 2 Macabiás, la Nº. 11 en 1981 y la Nº. 12 en 1985 con la selección  argentina de voléibol y en las dos ganó la medalla de bronce. También participó en los juegos panamericanos de la Macabiá, (juegos que se llevan  a cabo cada 4 años, 2 años después de la Macabiá Mundial, en uno  de los países del continente americano para deportistas de ese continente), en el 2003 y 2015 representando en voléibol a Chile .
Su marido,  Sergio, también participó en la Macabiá de 1985 representando a la Argentina en la selección de fútbol de salón. Decidió quedarse en Israel para jugar en Hapoel Raanana. También participó en 4 de los juegos panamericanos en los años 2003, 2007, 2011 y 2015 en los que tuvo importantes logros: 2 medallas de oro y 3 de plata.

Martín Kremenchuzky
Martín Kremenchuzky

En esta Macabiá Nº. 20, ambos continúan representando a Chile en la categoría de los Masters, Sergio en fútbol y Fabiana en tenis. Maia llega de Argentina donde estudia actualmente para su segundo título y compite en tenis. Fabiana cuenta que jugar juntos en los panamericanos del 2015 fue una vivencia inolvidable y decidieron hacer lo imposible para participar juntos toda la familia, también con los hijos. ”Con Maia tuvimos éxito y estamos muy emocionados al competir junto  a ella”.
Hay más historias emocionantes. Los deportistas participan en 39 ramas deportivas y están divididos en 4 categorías: adolescentes, abierta, masters y paraolímpicos.  Esta última emociona especialmente ya que la participación de cada uno de sus competidores no se da por sobreentendida.
Estos deportistas demuestran una y otra vez que para ellos el cielo es el límite a pesar de sus limitaciones físicas. Pero qué decir de un deportista ciego y sordo que participa en la competencia común y no en la paralímpica.
Tengan el gusto de conocer a Martín Kremenchuzky de 43 años de Argentina, un triatleta fuera de serie, que participa en la competencia “Macabiman” por la cual viaja en bicicleta, corre medio maratón y nada 5 kilómetros en mar abierto. Es un atleta ciego, sordo y con problemas de equilibrio y no permite que sus limitaciones no le dejen realizar sus sueños. Sufre de una enfermedad que avanza de a poco pero esto no evita que viva una vida feliz y completa. Además trabaja como ingeniero de sistemas. Escribe en su blog: “Muchos creen que los discapacitados no pueden vivir una vida feliz y de satisfacción. Al quedarme ciego  entré en una gran depresión y al tocar fondo entendí que debía hacer algo. Dejé mi discapacidad de lado y mi vida cambió¨.
En septiembre del 2010 participó por primera vez, hizo medio maratón en Buenos Aires y terminó en el tercer puesto en su categoría. De ahí, continuó  con nuevos objetivos: corridas de 10 km, medio maratón 21 km, hasta un maratón completo, 42 km. También fue parte de la selección argentina en remo, participó en la competencia “IronMan” en Brasil del 2015 y se ganó el primer lugar.
Además de todo el tiempo que le lleva la  práctica deportiva, Karmenchochky es un buen ciudadano y ayuda a discapacitados. Corrió con una silla de ruedas en la que se sentaba un adolescente con parálisis, otra vez con otro con el síntoma de down. Su objetivo declarado es alentar y concientizar a los que no ven, demostrándoles y al mundo que lo pueden todo. La idea es combinar habilidades y decidir que se puede definiendo ejemplos. “Cuando vi que me quejaba no lo pasaba bien y no apreciaba lo que tenía, ahora que estoy ciego, soy más felíz que antes. No es que lo prefiero pero la falta me dio la posibilidad de aprender mucho y gozar de la vida de otro modo. Ahora veo lo que no  podía ver antes”.
Así se convirtió en un popular conferenciante en Argentina y  fuera de  ella.
Otro participante que sobresale y viene de Argentina es Eduardo ¨El Dady¨ Gallardo que entrena a la selección argentina en balonmano. Esta se convirtió en los últimos 10 años en miembro permanente  en las alturas del balonmano mundial gracias a él. Tiene 48 años fue el entrenador nacional que llevó a la Argentina por primera vez y por dos veces a los juegos olímpicos en Río 2016 y en Londres 2012. Gallardo hizo historia también ya que llevó a la selección a los últimos campeonatos mundiales en Francia y Qatar en el 2015.
De la selección mejicana de futbol, llega Arik Brailovsky, hijo del ex jugador de Macabi Haifa, Daniel Brailovsky que en 1982 fue parte de la selección argentina al mundial y en 1985 pasó a jugar para Haifa. En 1998 se convirtió en entrenador de Macabi Haifa y bajo su dirección ganaron la copa nacional de Israel de ese año. Nos cuenta: Jugué en Argentina, México, Uruguay e Israel y solo en Israel me sentí en casa. Ahora en la Macabiá No. 20, su hijo Arik también tiene la oportunidad de jugar en Israel y sentirse en casa.

Dejar respuesta