Operación secreta: Israel evacuó cientos de sirios a Jordania

0
419
Cascos Blancos - Defensa Civil Siria Foto: Facebook

El Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) completó una operación de rescate de 800 activistas sirios de la defensa civil, junto con sus familiares, de la zona de guerra en el sur de Siria, apuntó el diario alemán Bild.

Tras la misión de recate, que fue realizada a pedido de Estados Unidos y otros países europeos, los activistas fueron transportados de Israel a Jordania.

La Oficina del Portavoz Militar reiteró que Israel no interfiere en el conflicto interno en Siria y que continúa viendo al régimen sirio como el responsable de todo lo que ocurre en su territorio.

Según el reporte, los activistas pertenecen a los Cascos Blancos, conocidos oficialmente como la Defensa Civil Siria. Se trata de una organización de voluntarios que opera en partes de las zonas controladas por los rebeldes y que actúa para rescatar y asistir a civiles atrapados en las zonas de guerra.

La misión fue llevada a cabo en secreto para evitar un posible daño a los activistas, dado que la parte siria de las Alturas del Golán ha sido parcialmente recapturada por las fuerzas del presidente sirio, Bashar al Assad.

Los activistas permanecerán en Jordania durante aproximadamente tres meses, pero según el informe, Jordania no se ha comprometido con la seguridad de los mismos.

El portavoz del Ministerio de Exteriores de Jordania, Mohammad al Qayyad, confirmó que Jordania ha aceptado recibir a los activistas por motivos estrictamente humanitarios.

Desde Jordania los activistas rescatados serán reubicados en los tres países que se han comprometido a aceptarlos: Gran Bretaña, Canadá y Alemania.

Los Cascos Blancos han salvado a más de cien mil personas desde el estallido de la guerra civil siria, según el Departamento de Estado norteamericano.

De acuerdo con el informe, la organización es financiada por Gran Bretaña, Holanda, Dinamarca, Alemania, Japón y Estados Unidos.

Assad y sus partidarios acusan a la organización de ser utilizada por Israel y otros países occidentales para intervenir en los asuntos internos de Siria y de estar involucrada en las muertes de civiles en el país árabe.

Muchos de los activistas de la organización han sido asesinados en los combates encarnizados en Siria. Uno de los incidentes más conocidos que involucró a los Cascos Blancos ocurrió en 2016, cuando cinco de sus miembros fueron asesinados como resultado de un ataque ruso contra uno de sus centros en Alepo.

Mientras tanto, el ejército sirio continúa avanzando hacia las profundidades de la provincia de Quneitra, acercándose a los Altos del Golán israelíes.

Dejar respuesta