Obra surrealista de Lorca en el Seminar Hakibutzim

0
403

La Escuela de Artes Escénicas del Seminar Hakibutzim ha puesto en escena una producción especial por primera vez en Israel. Se trata de la maravillosa obra de Lorca “Así que pasen cinco años”. dirigida por Noia Lancet, con la traducción de Rina Litvin y un elenco de estudiantes de tercer año de esa academia que se lucieron en las interpretaciones de personajes extremos, dando una muestra de excelencias y profesionalidad. Como siempre, vale la pena seguir de cerca las producciones de esta Academia.

“Así que pasen cinco años” es una obra de teatro en tres actos, concluida por Federico García Lorca el 19 de agosto de 1931, dándose la trágica circunstancia de que justamente cinco años después sería asesinado su autor. Forma parte junto a El Público y la Comedia sin título del llamado “teatro imposible” de Lorca, en el que prima un lenguaje fuertemente influenciado por el surrealismo. La obra se consideró, en un principio irrepresentable​ y el autor introdujo algunos cambios. Pese a que en 1936 se ensayó para ser estrenada en octubre de ese año, el estallido de la Guerra civil española lo impediría y no se estrenó hasta 1959.

Cuenta la historia de un joven que esperaba a su prometida durante cinco años, soñando con darse cuenta del amor y la boda que le prometieron. Su vida está llena de esta expectativa, le da a qué aferrarse, a soñar, a fantasear, a temer, a anhelar. Al mismo tiempo, sus voces internas lo sacuden. La prometida vuelve. Aquí comienza su búsqueda del objeto de su amor, después del niño que no nació, buscando el motivo de la vida. Es un viaje sinuoso, lleno de obstáculos, en el que la esperanza se despierta y muere de nuevo. Un viaje de un alma agonizante en busca de la casa.

Para esta obra se acondicionó la sala especialmente, con sillas rotativas y escenarios que son altas tarimas que rodean al público y el espectador se mueve según van saliendo los personajes, lo cual resulta en una maravillosa aventura.

La directora Noya  Lancet dice: “Esta es una de las obras más complejas de Lorca en la que hizo un collage de imágenes de un tiempo no lineal en un lugar que mezcla realidad y fantasía, en el que los límites entre ellos son vagos y con influencias de surrealismo, comedia del arte, el teatro tradicional español, marionetas y máscaras, todo ello resulta un desafío y es mayor cuando se trabaja con actores y artistas jóvenes. El proceso de ensayo fue como un viaje en búsqueda de una obra de teatro que era en sí misma una búsqueda de mundos”

Dejar respuesta