Nuevo código ético que prohíbe agendas políticas en las universidades

4
1172
Foto ilustracion Universidad de Tel Aviv - Wikipedia

Un nuevo código ético promocionado por el ministerio de Educación, que previene la inclusión de agendas políticas en las universidades y que prohíbe los llamados a boicotear a Israel, entra en vigor en 2019.

Sin embargo, una cláusula controvertida que prohíbe la política en las conferencias no será obligatoria, al menos inicialmente, anunció el Consejo para la Educación Superior en Israel un comunicado.

El filósofo Asa Kasher, que fue el autor del código de ética de las Fuerzas de Defensa de Israel, redactó a pedido del ministro de Educación, Naftali Bennett, el documento que fija los límites del activismo político de los conferenciantes.

Aunque el código no está dirigido a ninguna orientación política en particular, a menudo se considera que la academia israelí es de tendencia izquierdista. Los críticos han acusado a Bennett, líder del partido religioso y derechista de Habait Hayehudí, de intentar limitar las voces liberales en las instituciones educativas, al mismo tiempo que importa puntos de vista más conservadores.

El código también prohíbe la discriminación en favor o en contra de los profesores o estudiantes en función de sus opiniones políticas, y la prohibición de participar en, o pedir, boicoteos académicos de instituciones israelíes, medida que ha sido impulsada por activistas pro-palestinos de todo el mundo.

El código también prohíbe la “propaganda partidaria” en el aula y presentar una visión política personal como representativa de una institución.
“La decisión sobre si tomar medidas contra un miembro del personal por violar las instrucciones anteriores, y con respecto a su castigo si se encuentra culpable, se llevará a cabo en el procedimiento disciplinario normal”, expresa el comunicado del Consejo de Educación.
El consejo dijo que el código estaría incrustado en las reglas disciplinarias de todas las universidades y colegios académicos (mijlalot) en Israel a principios de 2019 y que se les exigirá que lo hagan cumplir.

Sin embargo, aunque se exigirá a las instituciones que incluyan la mayor parte del código en sus nuevas reglas, no se verán obligados a incluir el artículo que provocó más críticas cuando se propuso por primera vez. Ese artículo prohibiría a los profesores “abusar de su posición para abogar sistemáticamente por una opinión política, de una manera que difiera claramente de lo que se requiere para enseñar el tema de la clase”.

Aún así, agregó la declaración, el Consejo espera que las universidades y facultades incluyan y hagan cumplir esa cláusula también.

El consejo considerará agregarlo en el futuro a la lista de artículos obligatorios si no se incluye y se hace cumplir.

El Consejo para la Educación Superior discutió el código de ética con representantes de las diversas instituciones académicas y escuchó sus reservas. Eventualmente, declaró que “reconoce la suprema importancia de la libertad académica y la excelencia, mientras que rechaza categóricamente la politización en la academia”.

Las instituciones académicas deberán informar su progreso en la implementación del nuevo código de ética al Consejo de Educación Superior a principios de 2020.
“Debemos mantener el mundo académico libre de política”, dijo Bennett durante el fin de semana. “Libertad académica absoluta, sí; avanzar agendas políticas y convocando a boicots. La política, afuera de la academia”.

El año pasado, Bennett defendió el código diciendo que se aplicaría por igual tanto a la izquierda como a la derecha del campo político.

Las principales figuras de la comunidad académica de Israel y los legisladores de la oposición rechazaron drásticamente el código cuando se reveló el año pasado. Un comité de directores universitarios dijo que “es grave y fundamentalmente viola la libertad académica”.

“El código ético propuesto formulado por el profesor Asa Kasher elimina de los institutos académicos la libertad de establecer las normas de comportamiento y conducta de los miembros del personal académico”, dijeron los jefes de la universidad en su declaración en ese momento.

 

4 Comentarios

  1. esto no servira de nada….hoy como ayer los estudiantes arabes podran continuar manifestandose al grito….de jerusalem a ashkelon no queremos sionistas….pura libertad de expresion segun las doctas autoridades universitarias.

    • y si algun profesor quiere hacer campaña a favor del boicot a israel…..estado nazi….tambien puede hacerlo…pues faltaria mas.la democracia universitaria estan ejemplar que lo permite todo y ademas estos sujetos deben estar financiados con dinero publico.pues si señor.viva la libertad academica….y el estado a callar y a pagar.

  2. Estas medidas no van a funcionar porque están siendo forzadas por gente bruta con falta de entendimiento para las sutilezas. Mejor hubiera sido incluir a los propios profesores en el debate para lograr un consenso que sea percibido como propio, más realista y aplicable.

Dejar respuesta