Nueva exhibición en Haifa “Shop It”

0
285
Atalanta e Hipomenes de Muniz

En el Museo de Arte de Haifa se abrió una exhibición titulada “Shop It” integrada por varias muestras, dedicadas al tema del poder de la adquisición en todos sus formatos y sus consecuencias. Esta colección de exposiciones presenta 11 diferentes muestras, 4 de las cuales son individuales, y presentan su obra un total de 80 artistas. La muestra se exhibe en los tres pisos del museo. El motivo central de la misma seria “Compro, por lo tanto, existo” y la curadora principal de la exhibición Svetlana Reingold declara: “Las compras han estado presentes en nuestra vida diaria durante mucho tiempo y se han convertido en una obsesión que nos cautiva a todos. Esta colección de exposiciones se refiere al fenómeno social y cultural en el contexto de nuestra sociedad de consumo y revisa varios temas”.

El centro comercial que se ha convertido en un espacio público y toma el rol del antiguo centro de la ciudad; las manipulaciones para que el consumidor adquiera más, el aumento del poder de la publicidad, hasta llegar al punto de la perversión, la competencia entre Dios y el dinero. Hay trabajos que analizan el mundo de la moda, y trabajos que muestran la cantidad de basura que producimos y la falsa ilusión de que lo que hemos conocido en un momento determinado es único y distinto.

Templo del iPhone de Wagenknecht
Serie “ Barbie” Pool Y Marianela (Argentina)
“Escoltas Majestuosas” de Assulin
Levac en perdidos en traducción

Algunas de las once muestras son “Trash Culture”, la basura como motivo central tal como ha sido explorado por artistas como un efecto secundario de la sociedad de consumo y la abundancia. Aquí están los trabajos del famoso artista brasilero Vik Muniz que abren la muestra. La curadora comenta que el término “cultura de la basura” denota la visión de la basura como un efecto secundario necesario de una sociedad capitalista que intenta aumentar la producción de alimentos, de productos básicos y de ideas. A medida que la producción aumenta, también lo hace la basura. En el arte contemporáneo, entonces, “basura” se ha convertido en una expresión idiomática que define una condición cultural.

La exposición “El dinero en el infinito” examina críticamente las características de la riqueza ostentosa en la sociedad israelí. En el marco “Exceso de velocidad” se trata la multiplicidad de significados simbólicos asociados con el mundo del automóvil. La sección “Not Your Toy” explora la imagen de las mujeres en la cultura mundial de la abundancia. El uso de la muñeca Barbie como símbolo y es particularmente importante la manera en que los artistas realizan la auto parodia en sus obras. En “Perdidos en la traducción” los artistas apuntan a un mundo transcultural y vacío, creado por la dominación de los símbolos de Hollywood como una representación del imperialismo global contemporáneo.

En “Shopping Mall” los centros comerciales son monumentos que representan la cultura contemporánea, y la forma en que se busca reprimir los márgenes sociales. “Mercancía sagrada” se presentan las reacciones de los artistas contemporáneos a cuestiones de religión y creencias que también están bajo el control de la cultura del consumidor.

“Código de vestimenta” es un marco que aborda el poder de la moda en la cultura de consumo y en la forma en que trata de atraer al consumidor usando sus deseos.

Entre las exposiciones individuales: Olaf Kuhnemann en “Bicycle Temple” trata sobre la cultura de la bicicleta en el espacio urbano, Hannan Abu Hussein en “Body Fragment” muestra una instalación de sostenes usados que se congelaron en el molde, Eyal Asulin en “Hod” analiza los símbolos del poder masculino en la cultura israelí y  Addie Wagenknecht en “Temple for the iPhone” presenta un monumento a dispositivos móviles obsoletos como una representación de la atracción obsesiva por las innovaciones tecnológicas.

Dejar respuesta