Nueva entrada occidental de Jerusalén aceleraría el deterioro

0
706

La nueva estación de ferrocarril y una zona de negocios de la capital israelí, hará más fácil desplazarse y pasar menos tiempo en la ciudad. Sin embargo, Jerusalén se está vaciando. En 2014, 17.000 personas se retiraron del registro de población y en 2015, según la Oficina Central de Estadística, más de 18.000. Según cifras: el 50% de las personas que trabajan en Jerusalén son empleados públicos y el 60% de los empleados menores de 35 años son los viajeros que no viven en la ciudad.
En el resto del mundo, los desplazamientos caracterizan a las familias que se trasladan a una vivienda más amplia y permanente en las afueras o que se desplazan a trabajar a la ciudad. Los jóvenes, por el contrario, viajan a ciudades centrales, ya que están dispuestos a conformarse con la vivienda menos conveniente y estar cerca del trabajo y de las oportunidades socioeconómicas que ofrece la vida de la ciudad. Esto se lleva a cabo en Londres, en París, en San Francisco y en Tel Aviv; pero no en Jerusalén, donde, después de las horas de trabajo, los empleados más jóvenes regresan a sus hogares y ocupaciones fuera de la ciudad.
Cuando se agrega esto a una situación de seguridad inestable, una tensión religiosa que se refleja en la actividad comercial y el ocio, los departamentos barriales cuyos precios son exorbitantes y apenas habitables, se obtiene una ciudad cuyos residentes permanentes se ganan la vida como funcionarios de bajo rango o de servicios turísticos mal pagados.
Esta situación probablemente también perturba al intendente Nir Barkat, quien cumple ocho años en el cargo esta semana. Días atrás, colocaron la primera piedra de la nueva zona de negocios en la entrada a Jerusalén. Barkat cree que 24 edificios de oficinas, construidos sobre un terreno de 2 kilómetros cuadrados en la entrada de la ciudad, cerca de la estación de tren, rescatarán a Jerusalén y evitarán que la gente deje la ciudad.
Esta es una hipótesis un tanto extraña: ¿un tren rápido que los trae de Tel Aviv a la oficina a las puertas de la estación en 30 minutos hará que se queden en Jerusalén? Por el contrario, estas nuevas condiciones sólo harán que salir hacia el centro del país inmediatamente después de trabajo sea más fácil y esta vez sin incluso pasar a través de la ciudad.
Por otra parte, las empresas situadas en zonas industriales veteranas en Talpiot, Givat Shaul y Har Hotzvim, estarán interesadas en mudarse a esta nueva y brillante, zona, que tendrá una mejor infraestructura, en comparación con el abandono de las zonas más antiguas, así como mejores relaciones públicas, pero su principal ventaja será fácil el acceso al centro de negocios en el Gran Tel Aviv.
Como resultado, la nueva zona de negocios de Jerusalén se convertirá en una valla entre quienes vienen de las oficinas de las exitosas firmas en Shaar Hair, y al mismo tiempo, provocando un abandono de los residentes más humildes, pequeños negocios y/o atracciones turísticas de Jerusalén. Ya que mencionamos a los turistas, se podrán pasar unos días en Jerusalén, mientras se pasa la noche en la seguridad de una zona costera, que estará a solamente 30 minutos del lugar usando el tren rápido. ■

Dejar respuesta