Netanyahu viaja a Europa con el objetivo de convencer del peligro iraní

0
649
Theresa May y Biniamín Netanyahu Foto: Facebook

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, empieza mañana una gira europea para intentar convencer a los principales líderes políticos del viejo continente de la amenaza iraní en Oriente Medio y el resto del mundo, y abordará medidas para hacerle frente, incluidas revisiones del acuerdo nuclear.

El lunes llegará a Berlín para reunirse con la canciller Angela Merkel y después, el viaje oficial continuará en París, con una entrevista con el presidente Emmanuel Macron y en Londres, donde será recibido por su homóloga británica, Theresa May.

“Voy a discutir con ellos los acontecimientos en la región, pero, lo primero de todo, el énfasis se pondrá sobre Irán, en la necesidad de seguir conteniendo su programa nuclear”, dijo Netanyahu al comienzo de la sesión con su gabinete de ministros, y advirtió: “Israel no permitirá a Irán adquirir armas nucleares”.

El mandatario también trabajará para “frenar los planes expansionistas y agresivos de Irán en todo Oriente Medio y principalmente en Siria” e insistirá “en un principio fundamental: Israel mantiene y seguirá manteniendo su libertad de acción contra la concentración militar iraní en cualquier área de Siria”, como ha hecho hasta la fecha con bombardeos sobre instalaciones iraníes.

“Recientemente he hablado de estos temas con el presidente ruso (Vladimir) Putin y con el secretario de Estado de los EE.UU., (Mike) Pompeo. Son conversaciones muy importantes para la seguridad de Israel”, añadió.

El viernes, el diario Asharq al Awsat informó de un acuerdo entre Rusia e Israel para limitar la presencia iraní en el sur de Siria, confirmado por el embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia, y descartado por fuentes israelíes que afirman que Netanyahu reclama la salida “total” de Irán del país vecino.

El profesor de Ciencias Políticas y experto en seguridad Benjamin Miller, aseguró que la finalidad del viaje es clara: “Hablar de Irán. Y que Netanyahu consiga que los europeos se sumen a los modos de actuar de Trump y que el pacto iraní sea modificado o rechazado. Convencerles de que hay que hacer algo sobre el programa de misiles balísticos y el comportamiento iraní”.

El actual pacto, del que Francia, Alemania y Reino Unido son signatarios junto a Rusia y China, y que Washington abandonó en mayo, es inaceptable para EE.UU. e Israel “porque no hace referencia a esto en absoluto”, algo que Netanyahu no puede permitir, señala Miller.

El primer ministro quiere “trumperizar” a los europeos -“que sigan los pasos y políticas de Trump”-, que también intenta influir sobre esta cuestión, pero Netanyahu “es supuestamente más suave al hablar y diplomático” que el jefe de la Casa Blanca, apunta el analista.

“Sabe cómo adaptarse a diferentes circunstancias y aunque entregue los mismos mensajes, lo hará de un modo más sofisticado, adecuado a los europeos”, señaló.

Miller destaca que si bien existe una “escisión emergente” entre EE.UU. y Europa que podría dificultar los intereses del israelí, muy próximo a Trump, los mandatarios europeos “no quieren que se les vea como contrarios a Israel o a Netanyahu”, a pesar de que algunos “son críticos con algunas sus políticas”, lo que podría jugar a su favor.

Europa ha defendido la validez del pacto firmado en 2015 y el Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) sostiene que Irán lo cumple, como declaró después de que Israel desvelara un archivo nuclear iraní que demostraría que el país mantiene un presunto programa atómico.

La Unión Europea insiste en conservar el acuerdo multilateral y trabaja en una propuesta que garantice los lazos comerciales de sus empresas con la República Islámica en el marco del acuerdo.

Tanto Francia como Alemania han expresado su preocupación sobre posible impacto económico para las empresas europeas después de que Washington anunciara que impondrá “las sanciones más fuertes de la historia” contra Teherán tras su salida del pacto.

En clave más interna, Miller destaca que el tour europeo servirá a Netanyahu para mostrarse a su audiencia doméstica como “un líder mundial. Próximo a Trump, Putin, China, India… Que habla con todo el mundo, que está ahí en la escena global”. EFE

Dejar respuesta