Netanyahu: la renuncia de Hariri es un “llamado de atención” frente a Irán

1
340
Biniamín y su esposa Sara Netanyahu en la Bolsa de Valores de Londres Foto Kobi Gideon GPO vía Flickr

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, advirtió que la renuncia del primer ministro libanés, Saad Hariri, debería ser una “llamada de atención” a la comunidad internacional para que se despierte sobre la amenaza planteada por las ambiciones regionales de Irán, que ponen en peligro no sólo a Israel sino a todo el Oriente Medio.

“La renuncia del primer ministro libanés Hariri y sus comentarios [sobre Irán] son ​​un llamado de atención a la comunidad internacional para que se despierte y tome medidas contra la agresión iraní, que está convirtiendo a Siria en un segundo Líbano”, manifestó Netanyahu desde Londres.

“Esta agresión pone en peligro no solo a Israel, sino a todo el Medio Oriente. La comunidad internacional debe unirse y resistir esta agresión”, agregó el primer ministro.

El ministro de Defensa, Avigdor Liberman, advirtió que el Líbano se convertirá en otro Irán.

“Líbano=Hezbollah. Hezbollah=Irán. Líbano=Irán”, escribió Liberman en un mensaje de Twitter. “Irán es un peligro para el mundo. Saad Hariri demostró eso. Punto”.

Hariri anunció su renuncia durante un viaje a Arabia Saudita, citando amenazas sobre su vida y denunciando el “control” de Irán sobre el Líbano.

En una crítica sin precedentes, Hariri acusó a Irán y Hezbollah de entrometerse en los asuntos árabes.

“La maldad que propaga Irán en la región le volverá como un boomerang”, expresó Hariri, al acusar a Teherán de propagar el caos, el conflicto y la destrucción en toda la región.

“Irán tiene control del destino de países de la región… Hezbollah es el brazo de Irán no sólo en el Líbano, sino también en otros países árabes”, aseguró. “En los últimos años, Hezbollah ha utilizado el poder de sus armas para imponer hechos consumados”.

Irán respondió alegando que Estados Unidos y Arabia Saudita orquestaron la renuncia de Hariri para sembrar el caos en la región.

Netanyahu destacó además que la amenaza que representa la República Islámica para sus vecinos del Oriente Medio los está llevando a alianzas hasta el momento impensables con el Estado judío.

“Irán está devorando a un país tras otro”, apuntó Netanyahu en Chatham House, el grupo de expertos del Royal Institute of International Affairs en Londres.

“Lo está haciendo ya sea por conquista directa o mediante el uso de proxy (aliados). Se apoderaron del Líbano, de Yemen… intentan hacer lo mismo con Iraq, con Siria”.

“La buena noticia es que los otros muchachos se están juntando con Israel como nunca antes. Es algo que nunca hubiera esperado en mi vida”, aseveró el primer ministro.

Netanyahu puntualizó que Israel está trabajando “muy duro” para establecer una alianza efectiva con “los países sunitas modernos” para condenar y contrarrestar la agresión iraní.

“Creo que en realidad hay una gran promesa de paz” para la región, recalcó el mandatario de Jerusalén.

Irán se ha metido en la guerra siria “para ‘lebanonizar’ a Siria económicamente y militarmente”, explicó. Pero Israel, prometió Netanyahu, no dejará que Irán llegue a dominar a Siria.

“Quieren colocar su ejército, sus bases aéreas y aviones de combate a segundos de Israel y no vamos a dejar que eso suceda. No decimos eso a la ligera. Lo decimos en serio y lo respaldamos con acciones”.

Netanyahu indicó que en el Oriente Medio se está desarrollando “una batalla entre islamistas y modernistas”, lo que provoca una “nueva alianza entre Israel y los países islámicos”.

1 Comentario

Dejar respuesta