Netanyahu insiste que los derechos de las minorías de Israel no serán perjudicados por la Ley del Estado Nación

1
365
Biniamín Netanyahu con representantes de la comunidad drusa Foto: Kobi Gideon GPO vía Flickr

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, manifestó que la polémica Ley del Estado Nación no daña los derechos civiles de todos los ciudadanos de Israel, y se comprometió a fortalecer el vínculo del Estado de Israel con la comunidad drusa.

Casi cien mil drusos y otros ciudadanos, que se oponen a la Ley del Estado Nación, fluyeron en masa a la Plaza Rabin, de Tel Aviv, para participar en la “Marcha por la Igualdad”, reclamando a Netanyahu que anule o enmiende la ley.

“Las leyes del estado consagran en la Ley Básica solamente los derechos individuales, sin ningún equilibrio constitucional para nuestro carácter nacional”, explicó Netanyahu en la reunión de Gabinete. “Aprobamos la Ley del Estado Nación para asegurar que el Estado de Israel no solo sea democrático, sino también el estado nación del pueblo judío, y solo suyo”.

El primer ministro aseveró que esto es necesario “no solo para nuestra generación, sino para las generaciones venideras. Sin la Ley del Estado Nación, no podemos garantizar el futuro de Israel como un estado nación judío”.

Netanyahu precisó que la Ley del Estado Nación “primero y principalmente fortalece la Ley del Retorno y la eleva a otro nivel. Esta ley, por supuesto, garantiza el derecho automático de los judíos, y solo de ellos, a realizar la ‘aliá’ (inmigración a Israel) y recibir la ciudadanía”.

“La ley del Estado Nación previene, por ejemplo, la explotación de la cláusula de la reunificación familiar en virtud de la cual muchos, muchos palestinos han sido absorbidos en el país desde los Acuerdos de Oslo, y esta ley ayuda a evitar la continua entrada incontrolada a Israel de los palestinos. Puede ser ​​que esta ley también nos ayude a bloquear la futura entrada de trabajadores migrantes (migrantes económicos)”.

Tratando de aplacar a los colectivos minoritarios que se sienten discriminados por la ley, el primer ministro enfatizó que “el Estado de Israel es el estado nacional del pueblo judío. Israel es un Estado judío y democrático. Los derechos individuales están anclados en muchas leyes incluyendo la Ley Básica: Dignidad Humana y Libertad. Nadie ha dañado, y nadie tiene la intención de dañar, estos derechos individuales”.

“El profundo vínculo con la comunidad drusa y nuestro compromiso con ello también son esenciales”, agregó. “Por lo tanto, vamos a establecer un comité ministerial especial para avanzar en este lazo y este compromiso y, al mismo tiempo se apreciarán a aquellos de todas las religiones y todas las comunidades étnicas que sirven en el Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) y en las fuerzas de seguridad”.

1 Comentario

Dejar respuesta