Netanyahu: “El alto el fuego en el sur de Siria no debe fortalecer a Irán”

2
1052

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, dio la bienvenido al alto el fuego en el suroeste de Siria, que fue acordado entre Estados Unidos y Rusia, y entró en vigor el domingo al mediodía.

“Israel le da la bienvenida a un genuino cese del fuego en Siria pero este alto el fuego no debe permitir la consolidación  de una presencia militar de Irán y sus aliados en Siria, en general, y en el sur de Siria, en particular”, apuntó el primer ministro.

“La semana pasada tuve profundas conversaciones con el secretario de Estado estadounidense [Rex] Tillerson y el presidente ruso, Vladimir Putin, y me dijeron que entienden la posición de Israel y tomarán en consideración nuestras demandas”, declaró Netanyahu en la reunión semanal del Gabinete de Gobierno.

“Por nuestra parte, seguiremos monitoreando los desarrollos más allá de nuestras fronteras, mientras mantenemos firmemente nuestras líneas rojas” que pasan por “prevenir el fortalecimiento del [grupo terrorista libanés chií] Hezbollah – a través de Siria, con énfasis en la adquisición de armas de precisión”

“Evitar que Hezbollah –o las fuerzas iraníes- establezcan una presencia terrestre a lo largo de nuestra frontera y prevenir el establecimiento de una presencia militar en Siria”, subrayó Netanyahu.

Hasta el momento, no se han registrado ataques aéreos o enfrentamientos en la zona desde que el cese del fuego entró en vigor, según  el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) -una organización no gubernamental con sede en Londres-, indicando que la calma está prevaleciendo. Un oficial rebelde en la ciudad de Daraa, en el sur de Siria dijo que no se han  registrado combates significativos.

Desde el comienzo de la guerra civil siria se ha registrado la caída de proyectiles de mortero y otros tipos de armamentos en el lado israelí de los Altos del Golán, como consecuencia de los combates en la vecina siria, que recrudecieron en las últimas semanas.

Los incidentes suelen ser producto del fuego perdido en los enfrentamientos, aunque otros han sido considerados intencionados, ante lo que el Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) responde bombardeando posiciones del ejército del presidente sirio Bashar al Assad, al que responsabiliza de la soberanía en la zona fronteriza.

El alto el fuego anunciado tras encuentro del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente ruso, Vladimir Putin, en Hamburgo, durante la cumbre del G20, es la primera iniciativa de ambas administraciones para tratar de estabilizar la situación en Siria.

El cese del fuego se basa por un lado, en que el presidente Bashar al Assad continuará en el poder y, por el otro, en que se evitarán mayores avances de las fuerzas patrocinadas por Irán, incluyendo a Hezbollah.

Según los reportes, Jordania e Israel han estado involucrados detrás de la escena en los acuerdos.

No obstante, varios acuerdos de cese del fuego han colapsado desde el comienzo de la guerra civil, y no es claro cuántos combatientes –de las fuerzas del gobierno sirio y los principales grupos rebeldes del suroeste de Siria- están comprometidos con los últimos esfuerzos

2 Comentarios

Dejar respuesta