Netanyahu amenaza con elecciones anticipadas, Kahlon: “Pura manipulación mediática”

3
875
Moshé Kahlon, Biniamín Netanyahu y Avichai Mandelblit Foto: GPO Kobi Gideon

A pesar de que ya había sobre la mesa un acuerdo de compromiso para evitar la desintegración del Gobierno; el primer ministro, Biniamín Netanyahu, decidió retractarse de los entendimientos y fijó nuevas demandas para resolver la disputa con el ministro de Finanzas, Moshé Kahlon, sobre cómo debe reestructurarse el servicio público de radiodifusión. Todo esto bajo el telón de fondo de las amenazas de Netanyahu de disolver el Gobierno y convocar a elecciones si no se aceptan sus demandas.

“Debemos tomar una posición firme con Kahlon”, instruyó Netanyahu, de visita oficial en China, a sus colaboradores.

En cambio, el ministro de Finanzas, Moshé Kahlon, descartó las habladurías de elecciones anticipadas en lo que se perfila como una creciente crisis política.

Kahlon dijo que las amenazas del primer ministro, Benjamin Netanyahu, para llamar a elecciones anticipadas son una violación del acuerdo alcanzado entre los ambos para establecer la nueva emisora.

“El último acuerdo [con el primer ministro] era que la emisora sería establecida por la Ley de Comunicaciones [de 2014], y no conozco ningún otro acuerdo. No he sabido nada más de Netanyahu, desde el viernes pasado. No hemos hablado desde entonces”, afirmó.

Una fuente cercana a Netanyahu afirmó que “al contrario de lo que se dice en los medios de comunicación; el primer ministro no acordó ningún plan con respecto a la [nueva] Corporación Pública de Radiodifusión de Israel”.

Algunos reportes barajaban la idea de un posible acuerdo que permitiría a la nueva corporación de radiodifusión comenzar a funcionar tal como estaba planeado, el 30 de abril próximo, pero bajo una mayor supervisión gubernamental y el reemplazo de los altos ejecutivos.

Tras meses de discusiones sobre si cerrar la Autoridad de Radiodifusión de Israel (que incluye al Canal 1) y reemplazarlo por un nuevo organismo –conocido en el hebreo como Kan-, Netanyahu anunció que se opone a éste último y amenaza con elecciones anticipadas a raíz del asunto.

El partido Kulanu, encabezado por Kahlon, se ha emperrado en favor de la creación de la nueva corporación, bajo el argumento de que la decisión de rechazarla provocaría un enorme gasto inútil de dinero.

Como si esto fuera poco, la decisión de la nueva corporación de emplear a la veterana presentadora de noticias, Geula Even, ha endurecido aún más la determinación de Netanyahu de oponerse al nuevo organismo.

Even está casada con Gideon Saar, ex ministro de Educación e Interior, quien se perfilaba como una estrella ascendente en el partido gobernante Likud hasta que renunció a la vida política en 2014.

Los analistas políticos estiman que en algún momento Saar retornará a la Knéset (Parlamento); probablemente para competir con Netanyahu por el puesto de primer ministro.

Entre tanto, la ministra de Cultura y Deportes, Miri Regev, cercana a Netanyahu, que en el pasado ha preguntado en voz alta: “¿Para qué crear una nueva corporación de radiodifusión pública si no podemos controlarla?, manifestó también que el compromiso sobre el tema “es para mí inaceptable”.

Según funcionarios del Likud, Netanyahu decidió tomar una posición dura por varias razones. Principalmente, por la percepción de que Kahlon aparece “sacar ventaja” en esta disputa con el primer ministro.

Además, influyó la decisión de nombrar a la periodista Geula Even surge en un momento problemático; poco después de que Netanyahu exigiera el despido de los jefes de la nueva corporación –el director general Eldad Koblenz y el presidente Gil Omer-.

“El nombramiento de Geula Even en la nueva corporación volvió locos a Bibi y a Sara”, dijo al diario Yediot Aharonot un alto funcionario del Likud refiriéndose al primer ministro por su sobrenombre y a su esposa por su primer nombre.

Colaboradores de Netanyahu y Kahlon están explorando la idea de fusionar ambos organismos; en tanto que el principal punto de disputa gira en torno al grado de independencia política que tendrá la nueva institución.

La ministra Regev aseguró al Canal de la Knéset (Parlamento) que “la [nueva] corporación no surgirá, y si eso lo hace, será en combinación con la [vieja] Autoridad de Radiodifusión de Israel”.

Netanyahu ha retirado su apoyo a la nueva Corporación Pública de Radiodifusión de Israel, que debía comenzar a transmitir a fines de abril y ha decidido en cambio luchar para mantener a la actual Autoridad de Radiodifusión Pública en el aire, mediante la combinación de ambos organismos.

Netanyahu también trata que Kahlon apoye una legislación para que el Gobierno controle el servicio público de radiodifusión algo que el ministro de Finanzas se opone.

3 Comentarios

  1. “Miri Regev, cercana a Netanyahu, que en el pasado ha preguntado en voz alta: “¿Para qué crear una nueva corporación de radiodifusión pública si no podemos controlarla?” Este es el nudo de la cuestion, todo tiene que ver con el poder politico de controlar los medios. Estos deben ser libres sin ninguna tendencia politica, solo deben informar, algo que no conviene a los estratos de poder, de Bibi y cia.

Dejar respuesta