Multa a funcionarios de la compañía eléctrica estatal

0
863

Medida sin precedentes de la Comisión Antimonopolio
La compañía estatal Israel Electric Corporation (IEC, conocida en hebreo como Jevrat Hajashmal) explotó su monopolio para frenar la competencia de los pequeños proveedores privados de electricidad del país, informó la Comisión de Defensa de la Competencia (Autoridad Antimonopolio) en un caso que requirió más de un año para analizar.
De los 13 millones de shekels (3,5 millones de dólares) en multas que la Comisión impuso, se tomó la medida inusual de incluir multas individuales contra tres altos ejecutivos de la compañía, que tendrán que pagar de sus propios bolsillos.
El ex vicepresidente ejecutivo de IEC Yaakov Hain está siendo multado con 165.000 shekels mientras que el actual vicepresidente ejecutivo, Itzhak Balmas, está obligado a pagar 110.000 shekels. El ex director general Eli Glickman recibió una carta informándole que tendrá que pagar una multa aún mayor, 185.000 shekels, sujeto a una audiencia en la que puede impugnar la pena.
En su decisión, la Comisión Antimonopolio emitió una constatación de que la IEC había explotado su monopolio en detrimento del servicio prestado a los principales clientes empresariales que habían optado por comprar electricidad a pequeños proveedores privados de electricidad. Incluso después de cambiar a otros proveedores, las empresas dependían todavía de la IEC para la infraestructura de transmisión y distribución que mantiene y que está obligada a proporcionar a todos los clientes.
La IEC emitió un comunicado en el que declaró “equivocada” la decisión de la Comisión de Defensa de la Competencia y agregó que la empresa recurriría a los tribunales, donde “presentaría la gama de hechos que contradicen la posición de la Comisión de Defensa de la Competencia”.
El caso tuvo su origen en las denuncias presentadas a la comisión hace tres años, alegando que después de que los negocios comenzaron a comprar electricidad a los competidores de IEC, la empresa estatal empezó a reducir el servicio al cliente que proporcionaba a las compañías.
El fallo antimonopolio se centra en las prácticas de los ejecutivos responsables de los servicios a clientes importantes particulares relacionados con la red de transmisión eléctrica de la IEC. La empresa tiene el compromiso de garantizar el suministro de electricidad a los principales clientes, incluyendo centros comerciales, plantas industriales, oficinas, hospitales, bancos y hoteles, donde un abastecimiento constante y confiable de electricidad es esencial para sus operaciones diarias.

Dejar respuesta