Muere la escritora y cineasta francesa Loridan-Ivens, sobreviviente de Auschwitz

1
466
Marceline Loridan-Ivens con La reina Beatriz y Joris Ivens en 1989 Foto: Rob C. Croes Anefo Nationaal Archief Wikimedia CC BY-SA 3.0

La escritora y cineasta francesa Marceline Loridan-Ivens, nacida como Marceline Rozenberg, sobreviviente del campo de concentración nazi de Auschwitz, donde fue compañera de deportación de la ex ministra francesa y ex presidenta del Parlamento Europeo Simone Veil, falleció en París a los 90 años de edad.

“Una gran dama acaba de abandonarnos”, dijo sobre su muerte la Fundación para la Memoria de la Shoah, que mantiene vivo el recuerdo del Holocausto.

Nacida en Epinal, en el este de Francia, el 19 de marzo de 1928, Loridan-Ivens fue deportada junto a su padre por su doble condición de judíos y resistentes en la Francia de Vichy.

Salomón tenía poco más de 40 años y Marceline, apenas 15. Antes de ser separados, su padre le dijo: “Tú sí volverás porque eres joven, pero yo no regresaré”.

Esa profecía se le quedó grabada y dio título al libro en el que relató el infierno de esa experiencia que la marcó para siempre: “Y tú no regresaste” (2015).

El padre fue internado en Auschwitz y ella en Birkenau, y, según indicó, sólo tuvieron dos contactos: en una ocasión se cruzaron en un camino y los guardias los separaron a golpes cuando ella se abalanzó en sus brazos.

En la segunda, le hizo llegar un mensaje en un trozo de papel, del que sólo recuerda el principio (“Mi querida niña”) y el final (su firma: “Shloime”, en hebreo).

Loridan-Ivens, que también fue deportada a los campos de Bergen-Belsen y de Theresienstadt, pasó el resto de su vida, una vez liberada en 1945, denunciando la injusticia y la violencia.

En su último libro, “L’Amour après” (2018) contaba “la lenta reconstrucción de una sobreviviente”, el descubrimiento del amor, recordó el diario “Le Monde”.

En el mundo de cine fue conocida especialmente por sus documentales sobre Vietnam o la China maoísta, rodados junto con su segundo marido, el cineasta holandés Joris Ivens, así como por su único largometraje, “La petite prairie aux bouleaux” (2003). EFE y Aurora