Ministra pide perdón póstumo para un activista del caso de los “Niños Yemenitas”

3
672
Foto de fondo: Enfermera con madre y niño yemenitas en el kibutz 1950 de Ein Shemer. Foto: por Théodore Brauner. Esto está disponible en la Colección Nacional de Fotografías de Israel, departamento de fotografía. Oficina de prensa del gobierno.

La ministra de Igualdad Social, Gila Gamliel, requirió al presidente Reuven Rivlin, limpiar el expediente de Uzi Mushalem (30 de octubre de 1952 – 21 de junio de 2013), de Yehud, quien en 1994 lideró un grupo de activistas que realizó una campaña para revelar lo sucedido a miles de niños yemenitas inmigrantes que presuntamente desaparecieron a manos de las autoridades cuando llegaron al país en la década de los 50.

Entre 1.500 y 4.500 niños de inmigrantes yemenitas judíos mizrajíes desaparecieron en la década entre 1949 y 1954, a la mayoría de los padres les dijeron que sus bebés habían muerto por enfermedad o desnutrición. Los menores llegaron a Israel durante la Operación Alfombra Mágica (Yemen). La mayoría de los padres nunca recibieron información concreta acerca del paradero de los menores. El caso estalló en 1994 cuando Uzi Mushalem, pidió al gobierno que garantizara una comisión investigadora.

La Comisión Cohen, fue establecida en 1995 con Yehuda Cohen. La investigación duró siete años durante los cuales se determinaron algunos casos de los niños desaparecidos, pero una gran mayoría queda aún abierta.

La intensa campaña de Mushalem, llegó a un punto crítico en 1994 cuando él y sus seguidores, se atrincheraron en su casa con la policía rodeando el edificio, este incidente terminó con un enfrentamiento violento. En esos momentos, Mushalem, dejó a sus seguidores esperando en su casa para reunirse con el comisionado de la policía Assaf Hefetz, las fuerzas policiales irrumpieron en el domicilio, arrestaron a once de los seguidores y uno de ellos, Shlomi Assouline, de 19 años, resultó muerto por la policía durante la redada.

Mushalem y los otros activistas, fueron condenados y sentenciados a penas de prisión de entre 15 meses y ocho años, por una serie de cargos que incluían conspiración para cometer un delito, obstrucción a la justicia, intento de causar lesiones graves, riesgo deliberado de vidas humanas y fabricación de armas ilegales. Uzi Mushalem, fue condenado a ocho años de prisión, los cuales se redujeron a seis años y medio. Más tarde, el presidente Ezer Weizman, acortó otros siete meses de la condena.

La salud de Mushalem, se deterioró estando en prisión y luego de ser liberado se retiró de la vida pública, falleció a los 60 años. La ministra, quien presentara una petición junto con el hijo de Mushalem, escribió “pagó un pesado precio personal. Este perdón haría justicia histórica y permitiría continuar con el trabajo de toda su vida”.

El caso fue disputado por académicos y aparentemente refutado por tres comisiones estatales que examinaron el asunto y concluyeron que la mayoría de los bebés murieron, el caso continúa saliendo a los medios en cada ocasión que se presenta, dado que a la mayoría de las familias no se les entregó el cuerpo de sus hijos ni se les informó sobre los lugares donde fueron enterrados. Estos reclamos, que quedaron inconclusos, fueron realizados en una época de gran marginación con respecto a los inmigrantes que llegaron desde los países musulmanes a un Israel controlado por una mayoría judía ashkenazi.

3 Comentarios

Dejar respuesta