“Mekudeshet” proyecto de gran magnitud

0
1773
Mautner y Bloch Fortis

Sexta Temporada Cultural de Jerusalén

Por Chiquita Levov

El mega proyecto titulado Temporada Cultural de la ciudad de Jerusalén (Onat Hatarbut) que fue un éxito total en los cinco años anteriores, titulada “Consagrada” se repite en toda su magnitud también este año en su sexta edición que será diferente y se llevará a cabo durante tres semanas entre el 4 y el 23 de septiembre, con una oferta muy especial. “Onat Hatarbut” continua siendo uno de los proyectos más interesantes en la cultura israelí de los últimos años. Se realiza nuevamente bajo la batuta de Itay Mautner, director artístico y fundador del mismo junto a su excelente asesora cultural y directora Naomi Bloch Fortis.

Para esta edición ambos presentaron un programa que surge de una selección tras una vasta investigación sobre toda la oferta cultural de la capital. Se tomó contacto con cientos de artistas, instituciones, cuerpos públicos, museos, galerías, etc. y tras un profundo estudio se eligieron los temas y las producciones (exclusivas y únicas). Los directores declaran que el nombre de Mekudeshet (consagrada) responde al hecho de que “los procesos de Jerusalén y de Israel también han afectado a todos y la respuesta está en el tema y el título de este año “Consagrada 2016” en el que se concentra el Festival, que se inspira en realidad en Jerusalén, la gente de Jerusalén y los procesos fascinantes que están ocurriendo en ella y alrededor de ella”.

945 ONAT F 2 PRESENTANDO UN PROYECTOEste año se destaca el proyecto “Ocho propuestas para disolver las fronteras” entre el 4 y el 23 de setiembre, en varios lugares de la capital (con entrada paga). El centro del proyecto gira en torno al festival sagrado con ocho propuestas que son campañas docu-teatrales y buscan descubrir una Jerusalén invisible. El montaje es una combinación mágica de recorrido al estilo performance, que invita a un circuito íntimo de Jerusalén al cual es imposible poner título. Jerusalén no se puede definir en una oración, pues está compuesta por personas que son capaces de elevarse por encima de todo y por encima de todas las etiquetas.

Las ocho propuestas para disolver las fronteras son una invitación abierta a una travesía para conocer gente, lugares remotos ocultos a los ojos y al corazón y se podrá encontrar con personas que logran salir de las normas rutinarias. Cada uno de los viajes le ofrecerá una nueva forma de explorar la Jerusalén, a pie, en minibús o en tranvía. Cada campaña se mantiene en secreto hasta la reunión y en cada una se combinará el arte y la realidad en general, se fundirá el límite entre lo real y lo imaginario, la puesta en escena de cada viaje termina cuando se logra conocer a una Jerusalén diferente de lo que se conoce.

Dejar respuesta