Manifestantes prenden fuego al consulado iraní en la ciudad iraquí de Basora

1
277
Protestas en Irak Foto: Mohammed Saadawi Wikimedia CC BY-SA 4.0

Centenares de manifestantes irrumpieron en el consulado de Irán en la ciudad iraquí de Basora y le prendieron fuego durante unas protestas que se desarrollan desde hace cinco días, dijo una fuente de seguridad local.

Los participantes de la marcha, motivada por la contaminación del agua que ha intoxicado a decenas de miles de personas en Basora, se dirigieron al consulado iraní ubicado en la zona de Al Baradaiya, en el centro de Basora, y rompieron la puerta principal para ocupar el edificio, indicó la fuente, que pidió el anonimato.

Una vez dentro de la representación diplomática, donde no había ningún empleado, los manifestantes prendieron fuego.

Las fuerzas de seguridad iraquíes se retiraron de los alrededores del consulado antes de que los manifestantes llegaran con el fin de “evitar cualquier tipo de choques” con ellos.

El activista iraquí Tahsin Asadi, que está participando en las protestas, aseguró que el edificio del consulado fue “arrasado por las llamas”, aunque ninguna fuente oficial confirmó esta información.

Los manifestantes salieron del edificio y se concentran ahora alrededor de él, donde corean al unísono lemas como: “Irán, fuera, fuera. Basora será libre”.

La provincia de Basora ha sido escenario de manifestaciones desde julio por el desempleo, la corrupción y en demanda de servicios básicos y electricidad, que se agudizaron en los últimos días por la contaminación del agua.

Durante esta semana de protestas, las autoridades iraquíes han confirmado la muerte de seis manifestantes en choques con las fuerzas de seguridad iraquíes.

Ayer, los manifestantes incendiaron el edificio del Gobierno provincial de Basora donde se realizan las reuniones y la residencia donde el gobernador recibe a los invitados, además de la vivienda del vicepresidente del Parlamento de la provincia, todos ellos en la capital de la región.

Además, algunas formaciones políticas fueron blanco de los ataques de ayer, según una fuente de seguridad, entre las que destaca la Organización Badr, una milicia chií apoyada por Irán que integra la coalición Al Fath (La Conquista), la segunda más votada en los comicios legislativos del pasado mes de mayo.

Irán es una potencia muy influyente en el país y sobre todo, en el sur de Irak, que es mayoritariamente chií.

La crisis medioambiental que sufren se debe al aumento del nivel de salinidad en el río Shatt al Arab por la sequía que afecta al país y que ha mermado el caudal de los ríos procedentes de Irán y Turquía, una situación que se hace más grave en Basora por el deterioro y antigüedad de las plantas de tratamiento y canalización de agua. EFE

1 Comentario

  1. vaya,vaya.aqui no hay playa…la gesta de basora hay que repetirla en teheran y el fuego purificador debe llegar a las barbas de las ayatolas….que van a hacer cuando las sanciones de trump hundan su ya arruinada economia y no tengan mas alpiste para comprar al pueblo…los irakies señalan el camino a los iranies…VIVA NERON.

Dejar respuesta