Los países árabes no instarán a votar sobre el programa nuclear de Israel

2
4454
Foto: Canal 10 vía Youtube

 

Egipto y otros países árabes no planean instar a votar una resolución instando a supervisar las instalaciones nucleares de Israel, este año, en la conferencia de la Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), en el septiembre, como lo han venido haciendo desde 1987, señala un reporte del diario Haaretz, que cita cables enviados por embajadas israelíes.

La Comisión de Energía Atómica de Israel está preocupada de que esos países llamen en cambio a un debate sobre la seguridad de las instalaciones nucleares de Israel en vez de los usuales alegatos de que el Estado judío produce armas de destrucción masiva. Tal estrategia se apoya en la idea de que hay un consenso internacional sobre la cuestión de la seguridad nuclear.

Diplomáticos israelíes y occidentales especulan que la mejora de las relaciones entre Egipto –y otros países árabes sunitas- e Israel podría haber sido parcialmente responsable de la decisión de no llamar a votar sobre la resolución, según el rotativo.

Los cables destacan que los países de la Liga Árabe podrían haber cambiar de opinión y en cualquier momento llamar a una votación reclamando el monitoreo de las instalaciones nucleares israelíes. Una moción de ese tipo fue votada en 2010, 2013, 2014 y 2015.

En 2015, Egipto presentó, como lo hizo en numerosas oportunidades, un proyecto de resolución -aunque no es vinculante- exigiendo que Israel permita a los inspectores del OIEA acceder a sus instalaciones nucleares, y convocó a una conferencia internacional para un Oriente Medio libre de armas atómicas.

Se asume que Israel es el único país que tiene un arsenal atómico en el Oriente Medio. Jerusalén no se ha sumado al Tratado de No Proliferación nuclear (TNP). Desde 1995, se ha mantenido ausente de las reuniones de los países firmantes del TNP en protesta por las resoluciones que considera que son tendenciosas en su contra. Sorpresivamente, este año acordó participar en la conferencia de revisión como observador, poniendo fin a veinte años de ausencia.

Israel ha mantenido una política de ambigüedad nuclear, es decir que no niega ni confirma poseer armas atómicas.

El Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo estimó, en 2007, que Israel tenía aproximadamente 80 ojivas nucleares, 50 de las cuales podrían ser lanzadas mediante los misiles balísticos de alcance medio Jericó II (que pueden alcanzar una distancia máxima de 7.800 kilómetros) y 30 bombas de gravedad capaces de ser despachadas por aeronaves.

2 Comentarios

  1. El acceso de Israel a la energía atómica ya fue bajo cuerda, las bombas atómicas son un tema delicado por los posibles reclamos de otros países de la región para no ser discriminados o por intereses de otras potencias, Rusia o puede que China, por esto Israel habrá tomado la decisión de ni confirmar ni desmentir. Las armas nucleares no deberían ser tomadas tanto como una advertencia a países enemigos, y sí más como una responsabilidad, habría que preguntar a Irán si son conscientes de ello.

Dejar respuesta