Los ministros de Alemania y Francia tratan de salvar en Jerusalén el acuerdo nuclear con Irán

3
1155
Biniamín Netanyahu y Heiko Mass Foto: GPO Kobi Gideon vía Facebook

El arribo casi simultáneo de los ministros de Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian y de Alemania, Heiko Mass, que se reunieron separadamente con el primer ministro, Biniamín Netanyahu, en Jerusalén, no fue una coincidencia.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha puesto como plazo el 12 de mayo para decidir si su país permanece o se retira del acuerdo nuclear de 2015 con Irán, y los ministros de Exteriores de Francia y Alemania –junto con Gran Bretaña- que están negociando con Washington un posible cambio en el acuerdo, se entrevistaron especialmente con Netanyahu para discutir el asunto.

Israel no participa en las negociaciones directas; pero es mantenido al tanto de los desarrollos. Bajo la insistencia de Netanyahu, el presidente Trump ha amenazado con retirarse del acuerdo si no se corrigen sus defectos.

Trump quiere sancionar a Irán por sus misiles balísticos, un punto que el anterior presidente norteamericano, Barack Obama, dejó fuera del acuerdo. También quiere ampliar el acceso de los inspectores nucleares internacionales y prolongar los límites de la actividad nuclear, que actualmente expira en parte dentro de siete años.

Según los reportes, París habría propuesto como solución de compromiso que la Unión Europea imponga sanciones al programa de misiles iraníes y a la cuestionada intervención militar iraní en Oriente Medio, especialmente en Siria.

Antes de la reunión con Le Drian, Netanyahu manifestó que Israel y Francia deben combatir juntos el terrorismo y también a “los regímenes que patrocinan el terrorismo, dondequiera que se encuentren”, en referencia a Irán.

Según el Canal 10, Netanyahu le dijo a los ministros que EE.UU. abandonará probablemente el acuerdo, a lo que Heiko Mass, que visita por primera vez el Oriente Medio, desde que fue nombrado hace un mes, replicó que tener un acuerdo es mejor que no tenerlo. A su vez, Netanyahu aseveró que: “El pacto de Múnich de 1938 también era un acuerdo”.

El ministro alemán instó a los palestinos a “no tirar abajo los puentes”, en aparente referencia a la conflictiva relación con Estados Unidos y con su rival, el grupo terrorista islámico Hamás.

En Ramallah, Mass expresó que el nuevo Gobierno de Berlín continúa comprometido con la solución de dos estados en el conflicto israelí-palestino.

La Administración Trump ha rechazado comprometerse con esa solución. En diciembre, Trump reconoció Jerusalén como la capital de Israel. En respuesta Abbás descartó a Washington como mediador y está tratando de que ese papel sea reemplazado por un esquema internacional.

Sin embargo, Maas  advirtió que los esfuerzos de paz sin EE.UU.  “serían difíciles”.

Por otra parte, al menos veinticuatro países occidentales han decidido expulsar a más de un centenar de diplomáticos rusos en represalia por el envenenamiento con un agente químico del ex espía ruso Sergei Skripal, en Gran Bretaña. Sin embargo, Israel ha preferido mantenerse al margen por consideraciones estratégicas, sobre todo relacionadas con el rol de Moscú en la guerra siria.

3 Comentarios

  1. ¡Bla, bla, bla y bla! Mientras Irán sigue preparándose para finlandizar a los demás países del MO por culpa de los que gestaron el acuerdo con Irán que no fue otra cosa que un premio para dicho país imperialista e intervencionista. Los que hicieron el acuerdo son los culpables e Israel el más amenazado por Irán.

  2. “El pacto de Múnich de 1938 también era un acuerdo”.
    “El arribo casi simultáneo de los ministros de Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian y de Alemania, Heiko Mass, que se reunieron separadamente con el primer ministro, Biniamín Netanyahu, en Jerusalén, no fue una coincidencia.El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha puesto como plazo el 12 de mayo para decidir si su país permanece o se retira del acuerdo nuclear de 2015 con Irán, y los ministros de Exteriores de Francia y Alemania –junto con Gran Bretaña- que están negociando con Washington un posible cambio en el acuerdo, se entrevistaron especialmente con Netanyahu para discutir el asunto.Israel no participa en las negociaciones directas; pero es mantenido al tanto de los desarrollos. “Bajo la insistencia de Netanyahu” (según el autor de esta nota Bibi le impone a…) el presidente Trump ha amenazado con retirarse del acuerdo si no se corrigen sus defectos.Trump quiere sancionar a Irán por sus misiles balísticos, un punto que el anterior presidente norteamericano, el “musulman” Barack Obama, dejó, intencionalmente, fuera del acuerdo.”

    • “musulman” es un agregado necesario que el autor de la nota, convenientemente, dejo de mencionar.
    • Francia, bien llamada la puta de Europa y líder del antijudaismo junto a la antijudia Germania, mienten cuando alegan amistad hacia Israel y el pueblo judío, vienen a rogar a Bibi, porque están desesperados, ven como se les escapa un negocio de 150 mil millones de dólares, regalo del musulmán Obama para impulsar el proyecto nuclear iraní que traicionó, con vileza musulmana, a USA , Israel y todo el mundo Occidental con el único fin de instalar la Shaaria chií destruyendo la cultura, la religión y las tradiciones judeo cristianas.

Dejar respuesta