Los abogados de Sara Netanyahu consideran la acusación de fraude “absurda e ilusoria”

2
849
Biniamín y Sara Netanyahu Foto: GPO Avi Ohayon

Los abogados de Sara Netanyahu, esposa del primer ministro, Biniamín Netanyahu, calificaron de “absurda e ilusoria” la acusación presentada por la Fiscalía de “fraude sistemático” por haber cargado a la residencia oficial cerca de 100 mil dólares (85 mil euros) en comidas de lujo durante tres años.

“Por primera vez en Israel y en todo el mundo, la mujer de un mandatario es procesada por comida para llevar”, indicaron los abogados defensores Yaakov Weinroth, Yossi Cohen y Amit Hadad en su respuesta a la acusación, que fue publicada por el jefe del Gobierno en su perfil de la red social Facebook.

“No hubo fraude ni abuso de confianza ni ningún delito. La mujer del primer ministro, que no es una funcionaria pública, ni siquiera conocía los procedimientos, y la sinceridad salió a la luz con un test del polígrafo cuando se le preguntó al respecto”, señaló el equipo legal, después de que la Fiscalía anunciase que procesará a Netanyahu.

De acuerdo a la acusación, Sara Netanyahu habría gastado unos cien mil euros en comida de caros restaurantes y contratando los servicios de chefs particulares, en violación de las normas de la residencia oficial, que impiden hacerlo con cargo al erario público cuando hay un cocinero en servicio.

Desde septiembre de 2010 hasta marzo de 2013, Netanyahu y el ex vicedirector general de la Oficina del Primer Ministro Ezra Saidoff, también acusado, se habrían puesto de acuerdo para crear la falsa impresión de que no había un cocinero empleado en la residencia oficial, cuando sí lo había.

Los letrados aseguraron que la esposa del primer ministro no era la responsable de pedir comida, sino el antiguo mayordomo de la residencia Meni Naftalí, quien acusó a Netanyahu de esta y otras supuestas irregularidades y de maltrato laboral.

En su opinión, la acusación “se basa en declaraciones falsas y datos erróneos y distorsionados”.

Entre ellos, “en un procedimiento impropio e ilegal que se aplicó especialmente al primer ministro Netanyahu y solo a él”.

Las normas sobre los cocineros en la residencia oficial, argumentaron, “fueron escritas en pocas palabras por tres funcionarios sin autoridad” y cinco días antes de que Netanyahu accediera al cargo en marzo de 2009.

Esta formalidad, apuntaron, “nunca fue aprobada por el Comité de Finanzas de la Knéset (Parlamento), que es el organismo encargado de la Ley Básica (que se contempla como la Constitución del país), para determinar qué está permitido y qué prohibido en la residencia del primer ministro”. EFE

2 Comentarios

  1. Burda maniobra con marcado tinte político !!!!
    Acusan Bibi de fumar puros muy caros regalados por amigos y a pesar de que buscaron, ilegalmente, pruebas para acusarlo, con la asistencia de testigos “de estado”…….. testigos chantajeados, sobornados, amenazados y presionados por policías y fiscales con el indigno propósito de acusar al PM. de “ALGO ; NO IMPORTA DE QUE ”

    Como nunca pudieron encontrar nada, absolutamente nada que pudiera utilizarse legalmente, se dedicaron a condenar, ante la opinion publica israelí, a Bibi con fines electoreros y como tampoco les resultó ahora acusan a su esposa, Sara Natanyahu, tratando de ensuciar la imagen publica del PM Natanyahu, de gastar unos 30 mil dolares (en un periodo de ,creo, 8 años) en comidas para llevar !!!
    Esto muestra, una vez mas y van….. la calidad moral de la oposición política al PM Natanyahu, que usa recursos del Estado Judío de Israel para perseguir políticamente a Bibi y su familia apoyados por medios de información afines a sus propósitos.

Dejar respuesta