Liberan a sospechosos del caso Bezeq, que involucra a Netanyahu, tras filtrarse mensajes de la jueza

4
1611
Biniamín Netanyahu Foto: Kneset

Varios de los detenidos en el caso de corrupción del gigante telefónico Bezeq, que involucra al primer ministro, Biniamín Netanyahu, fueron puestos en libertad tras un escándalo después de publicarse anoche mensajes inapropiados enviados por teléfono móvil (celular) entre una jueza y uno de los investigadores.

La Policía puso en libertad al ejecutivo de Bezeq Amikam Shorer y a Or Elovitch, hijo del millonario y accionista principal Shaul Elovitch, mientras que la Fiscalía aceptó también liberar condicionalmente a la esposa de este, Iris, y a la directora ejecutiva de la compañía, Stella Handler, informó la Radio del Ejército (Galei Tzáhal).

Un tribunal también revisará la puesta en libertad de Shaul Elovitch y del asesor de Netanyahu, Nir Hefetz, a la que se oponen los investigadores.

Las liberaciones se producen después de que el Canal 10 de televisión mostrase unos mensajes de WhatsApp intercambiados entre la jueza Ronit Poznanski-Katz -que ordenó la semana pasada prolongar la prisión de los sospechosos- y el director del departamento de investigación de la Comisión de la Bolsa Valores de Israel, Eran Shaham-Shavit.

En estos, él le comunicaba que iban a pedir la renovación de la orden de detención para los sospechosos, y ella acordaba hacerse la asombrada.

“Tendré que actuar realmente muy sorprendida, estoy empezando a ensayar una expresión adecuada de sorpresa absoluta”, decía la jueza, que efectivamente prolongó la detención.

El Ministerio de Justicia y la Fiscalía han abierto una investigación y tanto Poznanski-Katz como Shaham-Shavit han sido de inmediato suspendidos y apartados del caso, extremadamente delicado ya que investiga un posible intercambio de favores ilegal entre Elovitch y Netanyahu o su entorno.

Se estudia un supuesto pacto por el que el millonario hubiera obligado a dar una cobertura favorable a la familia del primer ministro en la popular web de noticias Walla, a cambio de favores legales millonarios que habrían beneficiado enormemente a Bezeq.

Según informó el diario Yediot Aharonot, se espera que Netanyahu sea interrogado este viernes por este caso, denominado caso 4000.

Los abogados defensores de Elovitch consideran que el diálogo entre la jueza y el investigador “es una conducta grave sin precedentes, cuyo claro significado es que todos los detenidos han sido arrestados de forma patentemente ilegal”.

Los medios criticaban con dureza a la jueza y al investigador por poner en riesgo con su comportamiento una investigación y juicio de esta importancia. EFE

4 Comentarios

  1. El cargo es juez. Lo correcto es decir señor juez, o señora jueza, respectivamente. Ahora, como las cosas van , tanto monta una como otra, el periodismo no conoce delicadezas y lo que es peor, les importa un carajo o una caraja, según corresponda.

Dejar respuesta