Leonard Bernstein, un icono centenario de la música heterogénea

0
563
Leonard Bernstein Foto: Al Ravenna Biblioteca del Congreso Wikimedia Dominio Público

Carismático director de las mejores orquestas, compositor de uno de los musicales más famosos de Broadway, pianista de renombre y divulgador incansable. Así de frenética fue la vida de Leonard Bernstein, un icono centenario cuya heterogénea obra intentó unir la música clásica y la popular.

Más de 2.500 homenajes en todo el mundo, que comenzaron en septiembre de 2017 y concluirán en agosto de 2019, forman parte de “Leonard Bernstein at 100”, un macroprograma coordinado por sus herederos para recordar a un referente cultural del siglo XX que habría cumplido cien años.

“Su gran legado es ese talento auténtico. Es sobrecogedor”, dijo al diario Los Angeles Times el director venezolano y titular de la Filarmónica de Los Ángeles, Gustavo Dudamel.

“Era igualmente experto tanto dirigiendo como componiendo, además de su capacidad para llevar la música a la gente y hacerla accesible como no lo había sido antes. Y, finalmente, tuvo una fuerte y clara voz para las cuestiones del presente. Leonard Bernstein fue un hombre de su tiempo y un hombre para todos los tiempos”, añadió Dudamel.

Aunque su vida estuvo muy vinculada a Nueva York, Los Ángeles ha tenido el honor de albergar los últimos meses en el centro cultural Skirball la exposición “Leonard Bernstein at 100”, la muestra oficial e itinerante sobre el genio que organizó el Museo de los Grammy.

Objetos personales, batutas y partituras forman parte de una colección que refleja la energía y creatividad de un ambicioso artista entregado al eclecticismo, tal y como describió en una recordadísima frase el pianista Arthur Rubinstein.

“El mejor pianista entre los directores, el mejor director entre los compositores, el mejor compositor entre los pianistas… Es un genio universal”, apuntó sobre Bernstein.

Resulta difícil resumir su extensa trayectoria, pero Sony Classical lo intentó en noviembre de 2017 lanzando una titánica caja formada por cien discos remasterizados con lo mejor de su carrera.

Y es que hay muchos Bernstein más allá de “West Side Story”, el exitoso musical de Broadway que le dio fama en todo el planeta gracias, principalmente, a la inolvidable versión cinematográfica protagonizada por Natalie Wood, Richard Beymer y Rita Moreno en 1961.

Nacido el 25 de agosto de 1918 en Lawrence (Massachusetts, EE.UU.), Bernstein creció en el seno de una familia judía y estudió en Harvard.

La primera vez que apareció en los grandes medios -una atención pública que siempre disfrutó- fue en 1943, cuando todavía, como asistente de la Filarmónica de Nueva York, tomó la batuta para dirigir esta orquesta en el Carnegie Hall ante la enfermedad del director titular.

En el podio encontró un hogar ideal y su estilo impetuoso, expresivo, desbordante y teatral a la hora de dirigir sedujo a los auditorios de todo el mundo.

Su época más recordada con la batuta fue cuando estuvo al frente de la Filarmónica de Nueva York entre 1958 y 1969, un periodo que también aprovechó para lanzar la serie televisiva “Young People’s Concerts” con la que acercó los secretos de la música clásica a los hogares de millones de espectadores.

“Young People’s Concerts” sintetizaba una de las obsesiones artísticas de Bernstein, heredero de otra leyenda estadounidense como George Gershwin: diluir las fronteras entre la música clásica y los ritmos populares, borrar los límites entre la tradición culta occidental y los pujantes sonidos de las calles americanas.

El musical “West Side Story”, con sus melodías y ritmos latinos y jazzísticos al servicio de una historia inspirada en “Romeo and Juliet” de Shakespeare, se convertiría en su obra más recordada, aunque su carrera incluye otros musicales como “On the Town” y “Wonderful Town”, la opereta “Candide”, tres sinfonías y su misa “MASS: A Theatre Piece for Singers, Players, and Dancers”.

Admirador de Gustav Mahler y Aaron Copland, Bernstein tuvo una vida intensa y extenuante hasta su muerte a los 72 años en 1990 debido a un ataque al corazón.

Activista de izquierda y estrella de la sociedad neoyorquina, Bernstein se casó con la chilena Felicia Cohn Montealegre, con quien tuvo tres hijos, aunque también mantuvo varios romances con hombres. EFE

Dejar respuesta