Las carreteras de Israel son las más congestionadas de la OCDE

0
1696

La OCDE (Organización económica gubernamental de 35 países) afirma que el impuesto verde de Israel en los coches, de hecho subvenciona la compra de automóviles nuevos y contribuye a la congestión del tráfico.
Israel tiene la densidad de tráfico medio por kilómetro más grande entre los países de la OCDE. Estos datos se presentan en un nuevo documento de la OCDE donde se examina la tributación verde.
El documento elogia al método único de cálculo del impuesto verde que Israel formuló en 2009, afirmando que es “innovador y creativo al referirse no sólo al CO2, pero teniendo en cuenta cinco contaminantes diferentes y utilizando el impuesto al vehículo para diferenciar los modelos de acuerdo a su impacto sobre el medio ambiente.
Según el documento, el efecto del impuesto en la compra de vehículos menos contaminantes ha sido “tremenda” y para el 2014 aproximadamente el 83% de los vehículos privados vendidos en Israel cubrían los grados más bajos de contaminación, en comparación con el 19% del 2009.
El documento de la OCDE dice que el modelo verde israelí de impuestos podría servir de ejemplo para otras administraciones, mientras que “es necesario tener cuidado para evitar convertirlo en un subsidio que impulsa la compra de automóviles.” La organización también pide a Israel que tome medidas complementarias que disminuyan la motivación para utilizar el automóvil, tales como una inversión acelerada en transporte público terrestre, la reducción de retribuciones a los empleados relacionadas con el vehículo y la introducción de un impuesto a la congestión.
En la actualidad, los profesional del Ministerio de Protección Ambiental y la Administración Tributaria apoyan un impuesto a la congestión, que impone un impuesto basado en la contribución real del conductor a la congestión y la contaminación del aire, mientras que el Ministerio de Transporte se opone firmemente a un impuesto de este tipo. ■

Dejar respuesta