La utopía de la libertad de expresión en el mundo árabe

6
281
Khashoggi en un foro sobre la democracia en Oriente Medio, de Mohammed bin Salman: "Una mirada más profunda". el 21 de marzo de 2018

por José Ignacio Rodríguez

El reciente asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi ha puesto a la luz de nuevo la carencia de libertad del mundo árabe. En su último artículo, publicado por The Washington Post, el periodista llegó a decir “lo que más necesita el mundo árabe es libertad de expresión”. Unas palabras que se convierten en epitafio y homenaje póstumo a tan osado mensajero del Oriente.

La necesidad vital que tiene el mundo árabe es la libertad de expresión, de conciencia y de religión. La verdadera convivencia solo es posible cuando los seres humanos gozamos el precioso don de la libertad. Una sociedad donde no hay libertad de expresión, de conciencia y de religión es una sociedad abocada al retraso cultural, científico y artístico. La hecatombe que ha impedido todo progreso y atisbo de libertad en el mundo árabe se llama islamización.

La fuerza de la espada no solo ha cercenado la cabeza de miles de seres humanos a lo largo de la historia, sino también la conciencia de millones de personas que viven sometidos bajo la brutal Ley Sharia. Una inhumana ley de hombres cegados por el odio que ha cauterizado la conciencia del mundo árabe en general. Las honrosas excepciones como el asesinado periodista Jamal Khashoggi permiten pensar que la utopía de la libertad de expresión puede hacerse realidad algún día, en Oriente.

La sangre vertida por aquellos que se atreven a contradecir las milenarias y oscuras leyes disfrazadas de cultura islámica no han sido, ni serán, en vano. La pretensión de encadenar la luz de la libertad de expresión, en las mazmorras islamistas del odio a la humanidad, es otra utopía irrealizable. La luz de la Libertad, con mayúsculas, es imposible ocultarla. Aquellos que han muerto por defender la libertad de expresión, de conciencia y de fe serán recordados por la eternidad. El Cielo no olvida a cuantos viven y mueren por ser libres y liberar a otros que son esclavos de la oscuridad.

La perversa ideología del islamismo radical, por hacer una cierta diferenciación, asentada en la conciencia de millones de seres humanos está dejando un panorama desértico de esperanza, en todo el mundo árabe. No hay crecimiento personal, ni social posible, cuando las fuerzas de la oscuridad se llamen como se llamen y tengan la ideología que tengan gobiernan y deciden lo que tenemos que hacer, pensar o creer. La libertad genera prosperidad, avance, progreso, esperanza y la capacidad de llegar a un cierto objetivo propuesto tanto a nivel personal, como social. Un mundo sin libertad ha sido el sueño de todos los dictadores y la pesadilla de cuantos amamos la vida.

La libertad con la que vivimos no puede ser reemplazada por ninguna ideología por muy amable y atractiva forma que adquiera. El ser humano ha sido creado para vivir libre con una conciencia moral, ética y religiosa que sirva para si mismo y para los demás. La conciencia modelada por el Cielo es la que ha permitido a la humanidad progresar, producir y prosperar. Las tres consecuencias directas de la libertad. No se puede progresar, producir y prosperar sin Libertad de expresión, conciencia y fe.

El ejemplo más claro es Israel que siendo una sociedad democráticamente libre es la cabeza de las naciones que mantienen firmes sus anhelos de vivir respetando a los seres humanos y sus derechos. El mundo árabe sólo podrá ser democráticamente libre cuando acepte el liderazgo moral de Israel y entierre todo prejuicio contra los judíos. En este momento de la historia los árabes, con las honrosas excepciones nombradas, solo se han preocupado de amar la muerte asesinando a cristianos y judíos e incluso a sus más insignes pensadores como Jamal Khashoggi, que murió por defender la libertad de su pueblo ¡Honrada sea su memoria!

6 Comentarios

  1. Lo que dice en este artículo de opinión don Rodríguez no está nada bien, porque la libertad de expresión que defendió éste Khashoggi fué muy peculiar: al pueblo judío le niega la libertad de expresión que defiende para los demás. Khashoggi fué un antisemita rabioso, enemigo de la nación judía, y un acérrimo enemigo del Estado de Israel y de sus libertades e inalienables derechos en éste mundo. Creo que don Rodríguez eligió mal a quién honrar en una publicación judía e israelí.

    • La libertad de expresión es aceptar lo que otros dicen sin estar de acuerdo con ellos. Lo que ha mantenido y diferenciado a Israel del resto de sus enemigos es el principio de la libertad de expresión, de conciencia y de fe que es una realidad cotidiana en el democrático Estado de Israel. Lo que honro es la libertad de expresión, aunque no esté de acuerdo con quien la exhibe. Gracias Graciela por la libertad de expresión a la cual usted tiene derecho. Muchas gracias por su estimada opinión.

      • Tiene ud razón en respetar la libertad de expresión.
        Pero conviene recordar que no es una libertad ilimitada, es una libertad con límites.
        Por ej, cuando un hitler, un al-husseini o un khashoggi declara que nosotros los judíos debemos desaparecer del mundo y que nos asesinarán a todos, o que en general no tenemos derecho a existir, o que no tenemos derecho a nuestra identidad de nación, o a nuestras tierras y a nuestro lugar propio en éste mundo.
        No creo que alguien tenga derecho a hacer ése tipo de declaraciones amparándose en la libertad de expresión, aunque ud y yo no estemos de acuerdo con el contenido…
        Siempre buscan cubrir sus declaraciones abyectas y criminales bajo la libertad de expresión porque creen que es ilimitada, y que eso les evitará la sanción que merecen.

        • No puedo estar más de acuerdo con lo expuesto por el comentario de doña Graciela R..
          1. Efectivamente la libertad de expresión no es ilimitada, tiene sus limites , pues en el Derecho constitucional de los países civilizados los derechos fundamentales no son absolutos , pero también que los limites no son absolutos , tanto los internos como los constitucionales . Si hay un conflicto entre la libertad de expresión y propagar ideas que podrían ser o son constitutivas de delito como puede ser el enaltecimiento de terrorismo o de un delito como genocidio , ello queda al margen del legítimo ejercicio de la libertad de expresión . La jurisprudencia española,(Las normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la Constitución reconoce se interpretarán de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y los tratados y acuerdos internacionales sobre las mismas materias ratificados por España. Art.10.2 de la Constitucion Española)
          establece más de una sentencia del TS y del TC español debe considerarse una “manifestación del conocido como discurso del odio” y vendría ser instigación a la violencia. Y en el caso Violeta Friedman la amparó por las manifestaciones y declaraciones contra el pueblo judío de León Degrelle.
          El articulo 20 .1.a ) de la Constitución española , derecho “A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.
          Y en su numero 4. –Estas libertades tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los preceptos de las leyes que lo desarrollen y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia.
          El Tribunal Europeo de Derechos Humanos, caso Roger Garaudy contra Francia , excluyo de protección los discuros que negaban el Holocausto , y en el caso M´Bala contra Francia , resultaban las acciones del cómico incompatibles con el art.17 de CEDH( Convenio Europeo de Derechos Humanos) al ser demostraciones de odio y antisemitismo y de apoyo al negacionismo por parte del meritado diz que cómico .

  2. Degrelle fue un belga , fundador de una partido fascista, y un nazi de las Waffen SS, y que debió de ser entregado por el regimen franquista despues de la Guerra Mundial a la justicia belga para su enjuiciamiento.

  3. Don Joser, gracias por su excelente comentario.
    Con Degrelle la cosa no fué exactamente así.
    El criminal Degrelle murió en 1995, 50 años después de que la justicia belga lo condenara in absentia a la pena capital.
    O sea que sobrevivió durante 20 años a Franco, muerto en 1975.
    Franco no lo iba a entregar a los belgas, pero durante ésos 20 años que vivió en España bajo un gobierno democrático ¿por qué no lo entregaron a la justicia belga como era su deber?
    ¿Acaso se habrían puesto de acuerdo con el gobierno belga para discretamente relegar al personaje aux oubliettes de l’histoire? Muy curioso…

Dejar respuesta