La tasa de inflación de Israel será inferior al 2% hasta el 2022

0
954

En estimaciones del Ministerio de Finanzas según un presupuesto trienal del próximo gobierno de Israel, que asumirá su cargo en el año 2020, tendrá que hacer ajustes en el presupuesto estatal, ya sea recortando gastos o aumentando los impuestos, en una suma de 5.300 millones de shékels.

Sin embargo, es casi seguro que esta cantidad aumentará, debido a las exigencias no incluidas, principalmente el costo de formar un futuro gobierno, dado que las próximas elecciones se llevarán a cabo en noviembre del 2019 a más tardar.

Otros rubros que el Ministerio de Finanzas no ha tenido en cuenta son: El costo de ampliar el programa comprador de viviendas; la compra de material rodante adicional para Ferrocarriles Israelíes; pavimentación de carriles adicionales de transporte público y el aumento del subsidio de transporte público; 700 millones de shékels para la expansión de la empresa Intel en Kiryat Gat; el costo de la puesta en escena del Festival de Eurovisión, que tendrá lugar en Israel en mayo de 2019.

El Ministerio de Finanzas presenta la actualización del marco presupuestario para 2020, 2021 y 2022, introduciendo un nuevo mecanismo tras la aprobación de la “ley numeradora”, que impide al gobierno tomar cualquier decisión con consecuencias presupuestarias futuras a menos que la esté asegurada la fuente presupuestaria que cubra los gastos planificados.

El Ministerio de Finanzas actualiza la futura proyección dos veces al año, en junio y noviembre, y debe presentarla al gobierno. Los cálculos toman en cuenta todos los compromisos de gasto del gobierno, ya sea que surjan de decisiones gubernamentales, leyes, acuerdos, resoluciones legales o acuerdos presupuestarios entre el Ministerio de Finanzas y otros ministerios, pero no el gasto que todavía no tiene compromiso, aunque sea casi asegurada su realización. La actualización actual incluye 100 millones de shékels para sobrevivientes del Holocausto y una cantidad similar para conectar las fábricas a la red de gas natural.

La previsión macroeconómica adjunta a la actualización muestra que la tasa de inflación anual en Israel permanece estará por debajo del 2% hasta 2022. La previsión establece que la tasa de inflación convergerá en el medio del rango objetivo hacia el final del plan plurianual. El rango objetivo de inflación del gobierno es 1-3%.

El Ministerio de Finanzas también ha revisado al elza la tasa de crecimiento económico esperado para 2018 de 3.2% a 3.5%, a la luz de la evolución positiva de la inversión, el consumo privado y las exportaciones.

El Ministerio de Finanzas señala que su pronóstico revisado no incluye la perspectiva de exportaciones de gas, a pesar de que la exportación de gas a Jordania comenzará en 2020; este evento significará una nueva revisión al alza del pronóstico de crecimiento económico.

Dejar respuesta