La reconstrucción

1
1715

Abraham Ladowski *

El mundo está en crisis, se está desmoronando poco a poco, estamos volviendo a la época que creíamos superada, donde la vida no valía nada. Algo habíamos logrado, los derechos humanos, el respeto y muchos otros valores y parece que todo se ha perdido.
Y ahora resulta que hay millones de seres humanos que no pueden vivir en sus países, que huyen despavoridos por las persecuciones y la discriminación que muchos se callan y eso es muy peligroso.
En los años cincuenta, corría una historia que cambiaría la vida, se decía que desde el año 2000 tendríamos bienestar, que la gente trabajaría una jornada de cuatro horas y a cambio cobraría un sueldo con el cual podría mantener una familia y disfrutar en las horas libres, utilizándolas para ocio, ir al teatro, parques, viajes y todo lo que más le guste.
Y todo cambió, y cómo cambió, vino la hecatombe, todo se trastocó, desde el 2000 llegaron las desgracias, los atentados, las guerras y los desastres ecológicos y económicos.
Hay millones de refugiados y desplazados y a todo esto para que no nos falte nada la naturaleza irrumpió colaborando con algunos siniestros más, cobrándose víctimas con terremotos, tornados, tsunamis, huracanes, inundaciones etc.
Desde que Internet y las redes sociales llegaron hay ideas nuevas y mucho progreso pero ha crecido exponencialmente la falta de trabajo y ha perjudicado a infinidad de personas.
Hay que educar más y preparar para las nuevas tecnologías sin que esto resulte oneroso para el pueblo, el ser humano merece vivir mejor, más tranquilo y sin tantas complicaciones, sufrimientos y dificultades.
Siempre hemos soñado con dejar un mundo mejor a nuestros hijos y nietos, ¿y este es el mundo que pretendemos dejarles a nuestros nietos? porque a nuestros hijos por muchísimo esfuerzo que hagamos lo dudo, tendrán que apañarse solos.
Hay mucha solidaridad, pero no alcanza, los políticos y los millonarios deben abandonar sus posiciones y ponerse de acuerdo, dar más ayudas y facilitar la integración.
Hay que hacer reformas en serio, reorganizar este mundo, volver a hacerlo como si empezáramos de nuevo, hay que reconstruir, con determinación y paciencia, las grandes potencias deben colaborar en esta tarea, será beneficioso para todos pero hay que demostrar buena voluntad, AMEN.
En memoria de David Diego Ladowski, 29 años, diplomático, asesinado el día 31de julio del año 2002, en el atentado En la Universidad Hebrea de Jerusalén.
Memorial www.daviddiegofund.org
E-mail [email protected]
NO a todo Racismo, o Discriminación, SI al Respeto. ■

1 Comentario

Dejar respuesta