La Realpolitik del Primer Ministro

5
743
Foto Kremlin

Aarón Alboukrek

 

Con un pequeño y prodigioso libro de Levinas a mi lado, en su francés exquisito, y transportando en mis palabras su evocación ineludible, habría que preguntarse en un español urgente: ¿Dónde está hoy día la obra espiritual del judaísmo para el Primer Ministro israelí? ¿Está en su existencia misma, es decir en las vivencias inagotables; en el sermón reproduciendo su apostolado hacia el infinito exegético de sus materias; en el discurso político que defiende el valor identitario de un estado-nación judío?

Difícil de responder si no se le pregunta de forma directa, pero como la situación me sería materialmente imposible, sólo podría hipotetizar, a la luz de su judaísmo guerrero y de su indiscutible lugar en la historia, que esa obra estaría en las tres esferas, todas relacionadas de alguna manera. No sobra decir que el primer ministro proviene de un linaje culto y dedicado a la formalización intelectual e histórica.

A la luz de la filosofía, mezclar estas tres esferas no sería muy acertado como para poder estructurar un pensamiento con lógica impecable y asir en un tiempo histórico dado su particularidad esencial, quizás el Primer Ministro no contestaría como lo propongo, pero sí lo hiciese así nos diría de la importancia que revestiría para él la magnánima obra espiritual del pueblo judío y su reflejo en el Estado de Israel del que está orgulloso. Entonces, si esa fuese su respuesta, yo no tendría porqué insistir, como lo haré, con la pregunta y su apremio, pues de abarcar todo al unísono en su mente gubernativa generaría una idea mas o menos clara para todos del lugar de esa gran obra, sin demasiadas paradojas o contradicciones severas.

La materia de esta nota está en relación a dos aspectos: antisemitismo y realpolitik. No abordaré otro constituyente posible de esa materia, como se deducirá fácilmente, entre bendición y acto político, pues me desviaría de lo esencial aquí, aunque es tema de la mayor relevancia social, política y filosófica.

El 20 de mayo pasado, apareció un artículo publicado en Le Monde firmado por el historiador Jean Pierre Filiu en cuyo título se hace referencia a los amigos antisemitas del presidente norteamericano en Jerusalén, y en el que puntualiza los antecedentes antisemitas de los dos pastores de la extrema derecha evangelista que ofrecieron las palabras de su respeto o respaldo religioso al evento de la nueva embajada norteamericana, es decir, su bendición.

El artículo menciona que uno de ellos dijo, en ocasiones diferentes que “Hitler era en parte judío”, que, “Hitler era un instrumento de un designio divino superior”, que Hitler era el “cazador” contra los pecadores que menciona el profeta Jeremías. Del otro, que “no se puede ser salvado siendo judío”, o que “la fe en el judaísmo conduce directamente al infierno”.

¿No sabía el Primer Ministro de todo esto? El Estado de Israel es la Memoria Institucionalizada del horror sufrido por el pueblo judío en el Holocausto y de la historia en general de la infamia y cobardía antisemitas a través del tiempo. No en vano, el gobierno de Israel no pierde la oportunidad, nunca, de señalar un acto antisemita, verbal o fáctico, en cualquier lugar de la Tierra, tal es su responsabilidad autoimpuesta y tal la obsesa presencia de la muerte en su corazón institucional por el racismo psicopático contra la historia vivencial del pueblo judío.

¿La realpolitik abre las excepciones en el propio seno de la luz irradiada por los profetas reactualizados en la Declaración de Independencia de Israel?

¿La realpolititik puede acoger a los detractores de la obra espiritual del judaísmo?

¿Cómo abordar esta bendición evangélica histórica? Pregunto de nuevo, ¿dónde está hoy día la obra espiritual del judaísmo para el Primer Ministro israelí? Y agrego: ¿Dónde está esa obra para los israelíes y para los judíos del mundo?

El tiempo apremia para Israel y el pueblo judío, no así para el Primer Ministro que ya pasó a la Historia.

 

5 Comentarios

  1. Queda demostrado, que muy por encima de los valores humanos del sionismo que el Primer Ministro predica, y por el cual se justifican negocios millonarios en armamento; su ego, y sus ancias de poder, hacen lo que se pensaría imposible: “mentir todo el tiempo a todo el mundo”, y que dicha la mentira mil y una vez, se transforma en verdad (siempre con el apoyo y los lineamientos de la “policía del mudo”, que se llama EEUU).

  2. Muchos reformistas son más antisionistas que los evangélicos.Los reformistas empezaron diciendo que ya no creían en la llegada del mesias y que no esperaban volver a la tierra de Israel ,que eran alemanes o que eran norteamericanos.Supongo que saben que hay varias organizaciones reformistas que apoyan al bds

  3. jean pierre feliu y le monde…..preocupandose por los amigos antisemitas de trump……no me digan….su amor por israel me llega al corazon….vamos ya….giro pagina y me voy a la seccion de deportes.

  4. El problema es que así de quisquilloso Israel no tendría ningún aliado, además en Estados Unidos tienen muchos más márgenes a la hora de opinar, para bien y para mal, por su obsesión con la libertad. Un ejemplo opuesto sería España, donde gobierna una derecha con apariencias de modernidad y valores europeos, cuando más bien son muchos ultracatólicos de ideas arcaicas, y pobre de aquel español que diga alguna palabra contra la Iglesia Católica, ya no digamos la secta de el Opus Dei que es tabú y tema vetado en los medios. A pesar de la modernización en las últimos años, la Iglesia Católica siempre ha tenido a los judíos, y a sus equivalentes los masones que en España son su principal blanco a falta de judíos, como bichos raros, Papas y religiosos han hecho, y algunos siguen haciéndolas, declaraciones en su contra, que no hay que olvidar los católicos pueden tomar como infalibles y eternas, ya que nacen con una flor o ya aprendidos de todo. La cosa religiosa la extienden al resto de aspectos, como la política, en estos últimos años tampoco se oye ni la más mínima frase de aliento a los independentistas catalanes, ni en los medios ni políticos más izquierdosos. La palabra también hace al monje, pero siempre es preferible un norteamericano que distorsione de cuando en cuando a un español muy poco creíble.

  5. SORPRENDE QUE PASADO TANTO TIEMPO, NO SE HAYA CONOCIDO NINGUNA REACCIÓN POR Autoridades de Israel o de norteamerica o de la prensa.- la extra territorialidad de la embajada no justifica tanto silencio al respecto.-

Dejar respuesta