La mayoría de la ONU condena a Hamás, pero no alcanza para aprobar la resolución

0
561
Nikki Haley en la ONU Foto: Facebook

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, elogió el respaldo de la mayoría en la Asamblea General de la ONU por su condena al grupo terrorista islámico Hamas; a pesar de que el proyecto de resolución no logró obtener suficientes votos como para aprobarlo.

El borrador de resolución promovido por Estados Unidos obtuvo 87 votos a favor en la Asamblea General y 58 en contra, pero no alcanzó la mayoría requerida de dos tercios. Treinta y dos países se abstuvieron.

Países tales como Irán, Venezuela, Cuba, Rusia y China, y el bloque árabe votaron en contra del texto estadounidense.

“El proyecto de condena a Hamas en la Asamblea General de la ONU recibió una abrumadora mayoría de los países que se opusieron a Hamas”, aseveró Netanyahu.

“Esta es la primera vez que una mayoría de países han votado en contra de Hamas y felicito a cada uno de los 87 países que adoptaron una posición de principios. Agradezco a la Administración estadounidense y a la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, por la iniciativa”.

Haley, que se retira de su cargo a fin de año, acusó reiteradamente a la ONU de ser parcial en contra Israel. La embajadora norteamericana en ONU ha defendido a Israel en su última confrontación con Hamas, el grupo terrorista que controla con mano dura la Franja de Gaza desde 2007, y ha combatido desde entonces en tres guerras contra el Estado judío.

“Antes de que la Asamblea General pueda abogar creíblemente por un compromiso y la reconciliación entre los palestinos e Israel, debe haber condenado sin ambigüedades y sin condiciones el terrorismo de Hamás”, expresó Haley al presentar el texto.

El texto condenaba a Hamás “por lanzar repetidamente cohetes hacia Israel y por incitar a la violencia, poniendo a los civiles en riesgo”.
Además, exigía al grupo terrorista a que ponga fin a “todas las actividades violentas y acciones provocadoras” contra el territorio israelí.
Haley apuntó que el documento ofrecía a la comunidad internacional una oportunidad sencilla de condenar el terrorismo y de remediar su “parcialidad” en contra de Israel.
“La pregunta que tenemos ante nosotros es si la ONU piensa que el terrorismo es aceptable si está dirigido contra Israel”, enfatizó.

Haley denunció que “no hay nada más antisemita” que rechazar condenar el terrorismo cuando es dirigido contra el Estado judío.

La embajadora estadounidense subrayó que “quienes han sufrido más por Hamás son los propios palestinos”, al instar a los países miembros de la ONU a votar a favor de la resolución.

El proyecto de resolución de Estados Unidos obtuvo el respaldo crucial de la Unión Europea (EU), cuyos 28 miembros apoyaron el borrador de condena a Hamás por lanzar cohetes contra Israel y exige el fin de la violencia. Tanto EE.UU. como UE consideran oficialmente a Hamás como una organización terrorista.

Se trata del primer proyecto de resolución de condena a Hamás que se presenta en la Asamblea General de la ONU, que fue creada en 1946. No obstante, las resoluciones aprobadas por la Asamblea General tienen un carácter no vinculante.

En cambio, Hamás interpretó el resultado de la votación como una “bofetada” contra la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump.

“El fracaso del esfuerzo estadounidense en las Naciones Unidas representa una bofetada a la Administración estadounidense y la confirmación de la legitimidad de la resistencia (eufemismo por Hamas)”, apuntó el portavoz del grupo terrorista Sami Abu Zahri.

Dejar respuesta