La manipulación antijudía de la izquierda progresista

6
1440

José Ignacio Rodríguez

Los mal llamados “progresistas” de izquierdas son el caladero donde pesca el antisemitismo internacional. La manipulación subrogada antijudía progresista, en íntima relación con el terrorismo árabe-palestino, se gestiona por medio de los grupos BDS y sus congéneres de afinidad ideológica. La ceguera intelectual y el mirar para otro lado, de la comunidad internacional, está produciendo un caldo de cultivo antijudío de impredecibles consecuencias.

La sensación de estar repitiéndose la historia, en esta especie de agresiva perrera de pensamiento antisemita, por la que estamos transitando, nos hace estar conscientes que vivimos en tiempos peligrosos ¿Se está repitiendo la historia? Sin la menor duda y lo peor es que no se están tomando acciones concretas contra el rampante antisemitismo, que lo infecta todo a su paso. La presión, la violenta presión, que los movimientos políticos de izquierdas y de extrema derecha están protagonizando a nivel internacional está haciendo irrespirable la política y sus actuaciones, en medio de las sociedades democráticas.

En España los movimientos antisistema y antisemitas, que siempre suelen ir de la mano, promueven el boicot a Israel como nación, a sus productos y a todo aquello que esté relacionado, con los judíos en general. La práctica nazi del boicot a los comerciantes judíos en Alemania está sirviendo como modelo de actuación a una ideología, que se define como progresista de izquierdas. Una situación que no solo pudiera afectar al libre comercio, sino que pone literalmente en riesgo físico a la población judía, en cualquier parte del mundo. La situación que vivimos en la actualidad es calcada a la situación vivida, por la comunidad judía en la Alemania nazi.

Los actos de antisemitismo se manifiestan en muchas formas, pero el boicot a todo aquello que tenga que ver con Israel o los judíos, que es lo mismo, es el principal impulsor de esta ola de odio antijudío que envenena la sociedad. Los ataques vandálicos a los cementerios judíos, en diferentes partes del mundo, deberían ser considerados como una señal clarísima de un peligroso precedente, para la pacífica convivencia de las sociedades democráticas.

Las Democracias Occidentales están seriamente amenazadas por el espíritu salvaje, terrorista y diabólico, valga la redundancia, de los movimientos enraizados y sustentados por los grupos BDS. El monstruo de la intolerancia y la violencia, contra Israel y los judíos, sigue siendo alimentado por los gobiernos que no toman acciones radicales contra este peligroso depredador. ¿Hasta cuándo van a tolerar a los intolerantes? Los que toleraron y toleran a los intolerantes, vaga de nuevo la redundancia, acabarán siendo deglutidos bajo las fauces ensangrentadas de los grupos que promueven el boicot y el odio a los judíos.

Los gobiernos democráticos deben luchar, con la fuerza de la Ley, para eliminar de raíz las violentas acciones de los diferentes grupos de ideología nazi, aunque se disfracen de humanitarios progresistas de izquierdas. Lo peligroso de estos grupos, que aparentan ser honrados ciudadanos preocupados por asuntos sociales, es que esconden bajo la piel de cordero a esos “lobos solitarios” que asesinan cobardemente a personas inocentes sean ancianos, niños, mujeres u hombres en cualquier parte del mundo. Nadie está a salvo de ser asesinado por estas asociaciones de alimañas, o manadas de lobos solitarios, coordinados bajo la influencia y la manipulación mental de los grupos BDS.

Si existe una peligrosa secta violenta, en este tiempo de la historia en la que vivimos, es sin la menor duda la integrada, por todos aquellos adeptos a los grupos BDS estructurados en forma de partidos, ONG´s o cualquier otro tipo de asociaciones. La no intervención a nivel gubernamental, jurídica o de la sociedad civil en las modernas y democráticas sociedades, sería una catástrofe de inimaginables consecuencias. Una catástrofe solo comparable a la mayor tragedia de la humanidad que ya dejó más de seis millones de judíos masacrados por el “imperio” nazi alemán en una Europa, que no intervino ante la incitación de odio y boicot contra sus propios ciudadanos.

La manipulación antijudía de la izquierda progresista debe ser considerada como una peligrosa llamada de atención, para que no volvamos a repetir una historia de sangre y muerte. Una historia que jamás será olvidada, por todos los seres humanos de buena voluntad.

 

 

6 Comentarios

  1. No es una sorpresa.
    La izquierda se alinea con el mas debil de la “foto”, automaticamente.
    En el pasado, las izquierdas del mundo miraban a Israel como a David.
    Solo en contra de ejercitos enemigos tratando de destruirle.
    Al mismo tiempo que la derecha no simpatizaba con Israel.
    Hoy, y la condicion binacional en Cisjordania es un tema clave, Israel se a convertido en Goliat.
    Obviamente las izquierdas estan en contra, y las derechas a favor.
    Siempre y cuando no necesiten un chivo expiatorio.
    De cualquier manera, para que Israel no siga en su camino a ser visto como lo peor del mundo por personas progresistas, el Le Pen israeli (Bennet) debe ser puesto a un lado, igual que sus simpatizantes.
    Ya se ha desviado bastante dinero de las arcas publicas hacia Cisjordania, para el mantenimiento y aumento de fanaticos que no encuentran lugar para vivir dentro de Israel.

  2. Curiso don Jose que ud no conecte entre el creciente Progresismo antisionista con el creciente Sionismo mistico judío….yo creo que le convendría leer algo de Jabotinsky…y por que no el Libro Jamoro shel meshiaj que muestra la estrategia planteada por el Rav Kook para la “conquista judia del Estado Hebreo”.
    Va a aprender mucho y comentar con mayor y mejor exactitud

  3. ESO PASA Y SEGUIRA PASANDO MIENTRAS EL ESTADO JUDIO DE ISRAEL LE DIGA CLARMENTE AL MUNDO QUE NO HABRA ESTADO PALESTINO NI NADA QUE SE LE PARESCA. Y PUNTO. EN ESE MOMENTO EL LOBO TIRARA LA PIEL DE CORDERO Y ESTAREMOS FRENTE A FRENTE CON QUIENES NOS TENEMOS QUE ENFRENTAR EN IGUALDAD DE CONDICIONES.

  4. Excelente comentario de Jose Ignacio, que pone al descubierto a los nuevos inquisidores:”la izquierda progresista”No extrania que ataquen a Bennett y todo lo que parezca judaismo.Estos nuevos camisas pardas ya estan hablando de eliminar a Bennett y lo ensucian comparandolo con Le Pen.Podrian haberlo comparado con Melechon el racista de la izquierda progresista frances,tambien.Dijo que odia a los anglosajones.

  5. No estoy de acuerdo con echar la culpa del antisemitismo a la izquierda y se confunde a la izquierda moderada o progresistas con los comunistas o extrema izquierda, el único antisemitismo violento es el de la extrema derecha y neonazis, el de la extrema izquierda es diferente, político y solidario con la causa palestina, también propiciado por la coalición del gobierno de derechas de Israel. aunque no cabe duda de que siempre existirán individuos violentos que poco o nada se diferencian de los neonazis, mientras que el BDS no es una invención de la extrema izquierda, es igual a la campaña de la extrema derecha, o prácticamente de toda la derecha, en España contra las empresas y productos catalanes, por pretender independizarse de España, que también son insultados con el término “judíos” o simplemente “catalanes” es un insulto sinónimo. También es más complejo el análisis de lo ocurrido en España con los comunistas de Podemos, que es el partido español del BDS, además ahora que hacen coalición con los comunistas de siempre. En España la corrupción del gobierno de derechas ha roto todos los récords, mientras la izquierda moderada o PSOE no le fue mucho mejor cuando gobernó y además en España se dice que el PSOE es de izquierdas por cliché, ya que poco o nada se diferencian de la derecha del Partido Popular salvo alguna ley como el aborto, algún plan económico o cultural que poco o nada suele repercutir o porque sus políticos van menos a misa todos los domingos. Con este panorama bipartidista, y con la extrema derecha anulada, ni con dinero de Le Pen, porque son terroristas, violentos, corruptos o están metidos en negocios de la prostitución, surgió por sorpresa Podemos tras las acampadas por el cambio, y lo que parecía un partido apolítico o indefinido pronto se supo que eran los comunistas de siempre que habían estudiado en la universidad y sabían hablar mejor, además fueron ayudados por Venezuela e Irán. Esto último, unido a que son ateos y apoyan la celebración del referéndum de independencia en Cataluña, que son temas tabús en España, es lo que, salvo una sorpresa todavía más grande que el surgimiento de Podemos, hace imposible que alcancen el poder, es decir, Israel puede estar tranquilo por la parte de España. También es cierto que el PSOE está KO y si no se levanta sus votos van a Podemos, pero poco o nada puede hacer Podemos contra las redes clientelares ya establecidas, lo único que consigue es perpetuar en el poder a la derecha corrupta.

  6. La llamada Federación palestina de Chile, incita al odio antisemita contra los judios chilenos, al tiempo que trata de influir sobre el gobierno y el sistema político de ese país con el fin de destruir cualquier clase de vínculo con Israel, incluidos los culturales y turísticos, maneja un discurso de odio hacia Israel y los judios, que reproduce el discurso de las organizaciones terroristas islámicas como Hamás o la Yihad Islámica, y el gobierno de Chile no toma medidas contra este peligro racista.

Dejar respuesta