La Knéset comenzó las discusiones sobre el presupuesto 2019

0
371
Kneset - Foto Wikipedia

La maratón de discusiones sobre la aprobación del presupuesto para 2019 comenzaron hoy, y después de la aprobación esperada por los ministros del gabinete, el debate se trasladará a la Knéset la próxima semana.
En la reunión prevista, el ministro de Finanzas, Moshé Kahlon, pedirá a sus colegas ministros que aprueben el nuevo presupuesto, que incluye una reducción en el número de ministerios gubernamentales, provocando que 12 ministerios sean eliminados o fusionados con otros.
La medida es parte de un informe previamente elaborado por la Oficina del Primer Ministro y el Ministerio de Finanzas y cuya implementación forma parte de los acuerdos de coalición.
Si bien algunos de los rubros presupuestarios aún no se han aprobado y quedan por debatir otros asuntos, la mayoría de las reformas incluidas en el presupuesto ya se han decidido.
El nuevo plan de vacaciones escolares del ministro de educación Naftali Bennett, que quitará cinco días de vacaciones escolares en Pesaj este año y cinco días adicionales en el descanso de Janucá el año próximo, ya implica un costo en el presupuesto de 400 millones de shekels.
También se incluye en el presupuesto la reforma de la asistencia de enfermería del viceministro de Salud Yaakov Litzman, que aumenta los beneficios de enfermería, cuyo costo se estima en más de mil millones de shekels. También se incluye un plan de pensiones para nuevos inmigrantes patrocinado por el ministro de Defensa, Avigdor Liberman.
Sin embargo, hay ciertos problemas que aún deben resolverse. El plan del ministro del Interior Aryeh Deri para comenzar a recaudar impuestos municipales del aeropuerto Ben Gurión, por ejemplo, sigue siendo un punto de discusión.

El aeropuerto actualmente se encuentra en un terreno que no forma parte de ninguna autoridad municipal y, por lo tanto, es autosuficiente y está exento de impuestos municipales, lo que Deri pretende cambiar, a pesar de las objeciones del Ministerio de Finanzas.
Otro desacuerdo tiene que ver con la negativa del Departamento de Presupuestos del ministerio a aprobar el proyecto de ley gubernamental para aumentar los beneficios por discapacidad, porque buscaba vincular los beneficios con el salario promedio y establecer nuevos aumentos para el futuro. La negativa del departamento ha llevado al ministro de Bienestar Haim Katz a amenazar con votar en contra del presupuesto si el proyecto de ley no está incluido.
Una tercera disputa tiene que ver con los subsidios a la comida de la policía. El ministro de Seguridad Pública, Gilad Erdan, se enfureció con la decisión de recortar severamente los subsidios estatales para las comidas de los policías.
Luego de una reunión que sostuvo Erdan con el jefe del Departamento de Presupuestos Shaul Meridor y el Jefe de Policía Roni Alsheikh, el tema fue eliminado del presupuesto y los policías recibirán bandejas de comida cocinada en lugar de sandwiches fríos, como sugirió el Tesoro.
Otro tema de inmensa controversia no solo entre los empleados del ministerio afectado sino también en la Knéset es el recorte previsto al presupuesto del Ministerio de Asuntos Exteriores, que provocará el cierre de 22 de las 103 misiones diplomáticas de Israel en el mundo, que constituyen más del 20 por ciento -y la reducción del tamaño del ministerio en 140 posiciones, otro recorte del 20 por ciento.
Las 22 misiones mencionadas anteriormente se cerrarán gradualmente para fines de 2020, de acuerdo con la propuesta del Tesoro, con ocho misiones cerradas este año, ocho en 2019 y las últimas siete en 2020, mientras que sus actividades serán trasladadas a misiones regionales.
El objetivo del recorte planificado es utilizar los fondos ahorrados al cerrar las misiones para la actividad gubernamental en varios países de suma importancia. Si se implementa, la medida reducirá 216 millones de shekels del presupuesto del Ministerio de Asuntos Exteriores, que asciende a 1.480 millones de shekels.
Los altos funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores dijeron que este recorte dramático, llevado a cabo en coordinación con el primer ministro Biniamín Netanyahu, quien también es el ministro de Asuntos Exteriores, paralizará severamente todo lo que ha contribuido a los éxitos de Israel en el escenario internacional.

Dejar respuesta