“Kfar Bikartem” Festejando en las aldeas drusas y circasianas

0
389
Trajes tradicionales circasianos

Para los días intermedios de Sucot se han organizado varias actividades en las aldeas norteñas drusas y circasianas, adecuadas para toda la familia y auspiciadas por varios cuerpos en conjunto con la asociación “Kfar Bikartem” que forma parte del Ministerio de Turismo, del Ministerio de Desarrollo del Néguev y Galilea y la Autoridad de Desarrollo de Galilea, para fomentar el turismo a través de las numerosas actividades y festivales musicales. Están destinadas a entretener pero también dar a conocer  las tradiciones y culturas  de ambas etnias.

La antigua cueva en Beit Jann

Durante los días del festival se puede conocer a la gente y conocer el ambiente del pueblo, recorrer sitios turísticos como la casa antigua y la casa de oración y la casa del pueblo y escuchar las historias de la herencia y la   cultura drusa y circasiana. Desde el 26.9 al 28.9 se abren las puertas de las aldeas Yarka, Julis y Kasra-Samia para ofrecer a los visitantes un recorrido a través del patrimonio cultural, las costumbres, la tradición y la religión.

Centro Cultural Varka

El 28.9 y el 29.9 en la antigua aldea de Beit Jann tendrá lugar la actividad principal con paseos guiados gratuitos en los que los visitantes podrán disfrutar de actuaciones de baile y canto, del folclore local y la presentación de grupos multiculturales junto a una variedad de actividades interesantes para los niños. A lo largo de la ruta habrá coloridos puestos llenos de comida drusa auténtica, junto con exposiciones de arte y arte local.

Panorama de Beit Jann

Hasta el 30.9 se llevará a cabo el Festival Internacional de Escultura de Madera en la aldea drusa Maghar, en la que por primera vez el Ayuntamiento y el Centro Comunitario de esta localidad se unen al Ministerio de Cultura para organizar este singular festival, en el que “solo la madera del árbol determinará cuál será la escultura que se creará a partir de él, ya que su naturaleza dicta el movimiento de la mano de la estatua”.

Vista de aldeas drusas

Cuenta con la participación de 10 escultores de renombre mundial de cinco países (Israel, Argentina, México, Italia y Canadá), quienes trabajan durante una semana y los turistas podrán ver sus trabajos, lo cual es una experiencia extraordinaria especialmente para los niños de ver, tocar y hablar con los artistas sobre el proceso.

Dejar respuesta