Karamba de Israel protege a los automóviles de hackers

1
1724
Foto: Karamba

Cuando cualquier hacker con un ordenador portátil y las habilidades de codificación potencialmente podría hackear un coche y controlar el volante, los frenos y la aceleración – es causa de alarma.

Todos los sistemas de un automóvil que están conectados a una red externa, como GPS o infotainment (infroentretenimiento), representan un riesgo para la seguridad. Con un 90 por ciento de los automóviles previstos para conectarse a las redes antes de 2020, según un informe de Ernst & Young, la necesidad de protección avanzada es más urgente que nunca.

Karamba Security, una startup israelí, dice que tiene la solución. La compañía impide que los piratas informáticos accedan al sistema de control de un automóvil utilizando un software que sella las unidades de control electrónico (ECU) más críticas del coche. Cualquier intento de acceso a las ECUs que no se alinean con los ajustes originales de fábrica del automóvil está bloqueado.

A principios de este año, la compañía anunció una asociación con la empresa Vedecom, que hará de Karamba Security una de las primeras compañías de ciberseguridad en integrar la tecnología en autos autónomos comercialmente disponibles. Los automóviles serán lanzados en 2017 y 2018 en Francia, Alemania, Italia, Portugal y los Países Bajos. Mientras tanto, la tecnología pendiente de patente de Karamba está siendo probada por 17 compañías automotrices.

Un coche conectado es esencialmente una red de unidades de control electrónico – un coche puede tener entre 50 y 150 ECUs. Gestionan elementos como el sistema de información y entretenimiento, el motor, las ventanas y las puertas, y están conectados entre sí como parte de la CAN (Controller Area Network). Mientras que es conveniente tener todo manejado por las computadoras, deja los coches abiertos a las amenazas: un pirata informático solamente necesita romper una superficie, como el sistema del infotainment, y puede tener acceso a la red entera.

La mayoría de las empresas de seguridad cibernética, como Palo Alto Networks y Check Point, se especializan en seguridad de redes. Ellos monitorean la red interna, enviando parches de seguridad a través de la nube cuando detectan una brecha, y aprenden de hackeos anteriores para hacer la red más segura. Sin embargo, Karamba Security se centra en la seguridad de los puntos finales: protege las ECUs, que sirven como puntos de acceso a la red interna.

Fundada en 2015, la compañía ha recaudado hasta ahora 17 millones de dólares en tres rondas de inversión, desde Fontinalis Partners, GlenRock Israel, Liberty Mutual Ventures Estrategics, Paladin Capital Group, Presidio Ventures y YL Ventures. La nueva startup emplea a 25 personas en Israel, Estados Unidos y Europa.

 

Fuente: NoCamels

1 Comentario