Kahlon: El Gobierno necesita vacaciones o la internación

0
1323
Foto: Facebook

Las riñas internas dentro del Gabinete han llevado al ministro de Finanzas, Moshé Kahlon, al punto tal de sugerir una solución creativa para calmar los ánimos.

“Debemos mandar al Gobierno de vacaciones. Enviarlos urgente al exterior, antes de que tengamos que internarlos a todos”, puntualizó Kahlon a la Radio del Ejército (Galei Tzáhal).

Kahlon se sintió exasperado por la constante confrontación verbal entre el primer ministro, Biniamín Netanyahu, y algunos de los ministros del partido Likud, por un lado, y el ministro de Educación Naftalí Bennett, y la ministra de Justicia, Ayelet Shaked, del partido religioso nacional Habait Haiehudí, por el otro.

Las acusaciones entre el Likud y el partido Habait Haiehudí apuntan directamente a Netanyahu.

“Netanyahu está disparando una vez más dentro del carro de combate (APC)”, señaló el partido Habait Haiehudí, en alusión a una expresión que se refiere a conducirse de forma temeraria dañando el interés propio y de los propios colegas. “Lo está haciendo”, expresó el partido “tal como lo hizo cuando disparó dentro del blindado en cuando votó a favor de la retirada de Gaza y la destrucción de Gush Katif, liberó la mayor cantidad de terroristas en la historia de Israel, congeló la construcción de los asentamientos, cedió ante Hamas, y declaró su apoyo a un Estado palestino”, en referencia al discurso de Netanyahu, de 2009, en la Universidad de Bar Ilan, respaldando la solución de dos estados.

“Poco antes de los comicios siempre besa al público de religioso y de derecha; pero inmediatamente después de las elecciones, los arroja a un lado y los humilla”, anunció el partido Habait Haiehudí.

Previamente, el Likud había calificado al líder del partido Habait Haiehudí, Naftali Bennett, y a su correligionaria Ayelet Shaked de “consentidos de la izquierda y de Arnon ‘Nuni’ Mozes'”, el editor del diario Yediot Aharonot, al que el Likud acusa de trabajar constantemente para socavar a Netanyahu y al gobierno del Likud.

Esta riña verbal se produjo tras la tormentosa reunión semanal del Gabinete en la que se discutió la influencia política en la creación de una nueva corporación pública de medios de radio y televisión.

 

Dejar respuesta