Israel y EE.UU. comienzan a compartir datos fiscales

0
1148
Ministerio de Finanzas. Foto: Wikipedia

Para combatir la evasión
La Autoridad Tributaria de Israel anunció que ha comenzado a transmitir datos sobre las cuentas bancarias israelíes mantenidas por ciudadanos estadounidenses y titulares de la Tarjeta Verde desde agosto, como parte de una creciente campaña de persecución contra la evasión de impuestos.
La Autoridad Tributaria informó que los estadounidenses han proporcionado información sobre 35.000 cuentas en poder de israelíes en los Estados Unidos y sobre un número no especificado de cuentas estadounidenses en Israel.
Según el comunicado del organismo oficial, “la autoridad tributaria estará examinando y clasificando los datos, y comparándolos con los informes que los israelíes hicieron a las autoridades tributarias locales. El proceso identificará cuáles clientes han informado regularmente a las autoridades acerca de sus cuentas y que han aprovechado la amnistía fiscal”.
Mientras se permite a los israelíes mantener cuentas bancarias y de inversión extranjeras, se les exige presentar declaraciones anuales sobre el tamaño de sus activos e ingresos generados por intereses, dividendos o ganancias de capital.
El intercambio de información entre los Estados Unidos en Israel se produce después que Israel acordó acatar la Ley de Cumplimiento de Impuestos sobre las Cuentas Extranjeras de 2010, popularmente conocida como FATCA, que requiere que las instituciones financieras extranjeras suministren información a las autoridades tributarias estadounidenses. Israel acordó cumplir con FATCA hace tres años y el acuerdo entró en vigor en agosto.
El intercambio de información entre Israel y las autoridades fiscales estadounidenses es sólo el comienzo de una campaña más amplia contra la evasión de impuestos que está siendo orquestada por la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), el club de la mayoría de las economías desarrolladas del mundo.
Israel también adopta la Norma Común de Información de la OCDE, que establece un estándar para el intercambio automático de información entre las autoridades fiscales nacionales.
Los países que utilicen la Norma Común de Información podrán intercambiar información sobre las cuentas bancarias, los saldos y los ingresos financieros de los contribuyentes más rápida y eficientemente.
La Autoridad Tributaria de Israel informó que ahora está preparando una versión final de la Norma Común de Reporte para Israel que pronto será enviada al Comité de Finanzas de la Knéset para su aprobación. Basada en FATCA, requerirá que las instituciones financieras estén listas para proporcionar información de acuerdo con el sistema de CRS para septiembre de 2018, cubriendo el año fiscal de 2017.
En noviembre, Israel y Suiza, refugio de lo que los israelíes llaman “capital negro”, acordaron comenzar a compartir información sobre cuentas financieras automáticamente en 2019.
El gobierno israelí también ha hecho campaña para detener la evasión fiscal. Una amnistía fiscal de dos años que terminó el 31 de diciembre recolectó miles de millones de shekels en impuestos atrasados, y el pasado mes de marzo la Knéset aprobó una legislación que impone las mismas penas severas por graves violaciones de impuestos que la ley sobre lavado de dinero. Asimismo, se encargó a la Autoridad de Lucha contra el Blanqueo de Dinero que compartiera información con la Autoridad Tributaria.

Dejar respuesta