Israel – Una potencia exitosa en el colapso de Medio Oriente

4
3581
Vista de Tel Aviv - Foto Wikipedia

Daniel Krieger

Los indicadores económicos para Israel mostraron otro año exitoso en 2017 ya que, por primera vez en la historia, el PBI per cápita de Israel ha superado el de los principales países industrializados como Gran Bretaña, Japón y Francia.

Israel se destaca entre las naciones que obtuvieron su independencia después de la Segunda Guerra Mundial. A pesar de enfrentarse a más desafíos que prácticamente cualquier otro país, Israel se ha transformado de un remanso socialista pobre y frágil a una nación Start Up de tecnología y conocimiento de vanguardia durante siete breves décadas, mientras luchaba por su existencia.

Los fracasos del boicot árabe y más tarde del movimiento de campaña de Boicot (BDS) para destruir la economía de Israel no son menos espectaculares que los fracasos árabes musulmanes para derrotar a Israel en los campos de batalla militares. La economía de Israel es mucho más fuerte hoy que cuando se lanzó el BDS en 2005.

The Economist publica un informe global anual con numerosos datos sobre los países del mundo. En su informe recién publicado, el PBI per cápita de Israel ha superado, por primera vez en la historia, los 40.000. Según los datos de The Economist, el PBI per cápita de Israel creció de 38.127 en 2016 a 44.019 dólares en 2017.

La economía de Israel aumentó un 4,4% durante 2017, la tasa de crecimiento más alta entre las economías avanzadas. Por el contrario, el PIB per cápita de Francia fue de casi 41.000 dólares y el de Japón casi 40.000.

El gasto del consumidor privado aumentó 3.0% en 2017, 1.1% per capita. El gasto per capita en bienes semiduraderos (indumentaria, etc.) creció un 4,7%. El gasto per cápita en el consumo actual (vivienda, alimentos, servicios, etc.) aumentó un 2,2%. El déficit de la cuenta en el sector gubernamental totalizó 8 mil millones de shekels en 2017, representando el 1.1% del PBI, por debajo de los 15 mil millones en 2016.

El contraste entre el primer mundo de Israel y el mundo árabe del tercer mundo circundante es hoy mayor que nunca. El PIB per cápita de Israel es casi 20 veces el PIB per cápita del empobrecido Egipto y cinco veces más grande que el Líbano semi-desarrollado.

Al igual que cualquier proyecto humano, Israel es un trabajo interminable en progreso y queda mucho trabajo por hacer para integrar a los judíos ultraortodoxos y los árabes israelíes en la economía del conocimiento de Israel.

Abordar adecuadamente los altos costos de vida de Israel requiere más reformas económicas y legislativas y la eliminación de oligopolios ineficientes que mantienen artificialmente altos los precios. Sin embargo, de todos modos, el estado judío renacido es una historia de éxito notable que superó tremendas dificultades y obstáculos.

Según el profesor Jonathan Adelman, autor del libro The Rise of Israel: a History of a Revolutionary State, el éxito actual de Israel estuvo lejos de ser cierto y requirió dos revoluciones sionistas.

La primera revolución sionista fue socialista democrática y duró aproximadamente desde la primera Aliá moderna en 1882 hasta la derrota del Partido Laborista israelí en las elecciones nacionales de 1977.

Esta revolución logró construir una infraestructura moderna y establecer una sociedad relativamente igualitaria que acogió a millones de judíos en gran medida empobrecidos y no calificados de los cuatro rincones del mundo.

Aunque en gran medida redundante hoy, el movimiento Kibutz jugó un papel desproporcionado durante la fase de construcción del estado del Israel moderno. Como los recursos y la mano de obra calificada eran escasos, el sionismo socialista hizo hincapié en la necesidad de cooperar y centrarse en las necesidades del colectivo emergente.

La segunda revolución sionista todavía está en curso y comenzó con la victoria del partido Likud de Menajem Begin en 1977. Poco a poco se hizo evidente para los líderes de Israel que las industrias estatales ineficientes no serían competitivas y rentables a menos que fueran privatizadas.

Durante la tempestuosa década de 1980, la economía de Israel luchó con una hiperinflación que alcanzó el 450% en 1985. En contraste, hoy la inflación de Israel es insignificante.

Después de que Arafat lanzó su guerra terrorista contra Israel en los años 2000, el índice de deuda de Israel alcanzó aproximadamente el 100% del PIB. Bajo el liderazgo del actual primer ministro, Biniamín Netanyahu, el índice de endeudamiento de Israel se ha reducido a alrededor del 62% en la actualidad, uno de los más bajos del mundo desarrollado. La revolución capitalista de Israel está lejos de ser completa, pero ya ha allanado el camino para el surgimiento de la creciente economía del conocimiento de Israel.

A menudo se ha bromeado que después de deambular por el desierto durante 40 años, los hijos de Moisés se establecieron en el único lugar del Medio Oriente que carecía de petróleo: Israel. Durante algunas décadas, parecía que los árabes ricos en petróleo tenían una clara ventaja sobre los judíos pobres en petróleo.

Mucho ha cambiado desde que la OPEP lanzó su embargo petrolero contra Occidente después de la fallida agresión árabe contra Israel en 1973. Antes del colapso del imperio soviético pro árabe, China e India no tenían vínculos oficiales con Israel y muchas compañías occidentales y japonesas evitaban tener negocios con Israel.

El colapso de los precios del petróleo ha erosionado dramáticamente el poder de los países productores de petróleo. Se ha vuelto obvio que el futuro pertenece a aquellos que innovan, no a los que se apoyan en el petróleo. Israel tiene hoy fuertes lazos comerciales con China y una  asociación próspera con India. Las delegaciones comerciales desde Jamaica hasta Japón están ansiosas por hacer negocios con Israel y beneficiarse de la experiencia de Israel.

Israel está en una posición única para tener éxito en la emergente economía del conocimiento. Grandes yacimientos de gas frente en la costa de Israel convirtieron al estado judío de importador de energía a nación exportadora de energía. Sin embargo, el principal activo de Israel sigue siendo lo que siempre fue: capacidad intelectual y capacidad para innovar. En un giro irónico de la historia, Siria, que fue el partidario más radical del boicot árabe contra Israel, está en ruinas. Por el contrario, el objetivo del boicot, Israel, está prosperando como nunca antes.

Las diversas tecnologías de innovación de Israel benefician a millones de personas en todo el mundo. El BDS puede intimidar a los estudiantes judíos y pro israelíes en los campus occidentales. Sin embargo, en la vida real, el BDS no tiene ninguna posibilidad de tener éxito contra Israel. La razón es simple: el renacimiento de Israel simplemente se ha convertido en un jugador demasiado valioso en la economía global como para ignorarlo.

 

Fuente: Mida

4 Comentarios

  1. Este articulo me llenó de alegría.
    Vale la pena señalar que , aunque muchos no lo quieran reconocer, el acoso arabe incesante y las continuas guerras y amenazas arabes y palestinas, actuan como un incentivo para que Israel prospere.
    Israel no tendría jamas el ejercito super desarrollado que tiene si no fuera porque está en guerra con los arabes.
    Israel jamas estaria a la vanguardia tecnologica si no tuviera la necesidad de desarrollar avanzados sistemas de defensa frente a paises que juran que van a borrar a Israel del mapa

    La adversidad y las continuas amenazas que recaen sobre Israel, son el aliciente y el fomento necesario para que el Estado Judio tenga un desarrollo muy superior al de sus vecinos, porque de lo contrario Israel no sobreviviria.

  2. Con ese criterio entonces si los árabes no tiene mas guerra con Israel , este ultimo tiene que inventarse guerras para prosperar . Ese es y ha sido el fundamento de los imperios .

  3. Buen Dia,felicito a Israel por este avance económico, solo que me entristece que piensen que los árabes son terroristas,amigos yo creo en el islam pero no estoy haciendo atentados contra los países y esta muy mal hacerlo pero no todos somos así entiendan lo por favor

    Que tengan buen dia

  4. Estimado Ed: es grato leer a un creyente del Islam que rechace el terrorismo. Es misión de los musulmanes pacíficos como ud reivindicar la versión del Islam que no fomente la violencia y aíslar a los musulmanes que promueven el terrorismo, que parecen no ser pocos. Ojalá tengan éxito. Un saludo

Dejar respuesta