Israel trata de impedir una masacre del lado sirio del Golán

1
793
Hospital de campaña israelí en la frontera con Siria Foto: Portavoz militar

Altos funcionarios de Jerusalén le pidieron a Moscú que garantice que las fuerzas del régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, no dañen ni masacren a los civiles en el sur de país árabe vecino; en tanto que las tropas gubernamentales están arrebatándoles a los rebeldes el control de la frontera con el Golán israelí.

El mensaje fue pasado a través de canales diplomáticos, precisa un reporte del Canal Hadashot. Mientras tanto, el Gobierno sirio está reganando el control total de la frontera, después siete años, luego que el Ejército de Kalid bin al Walid, afiliado al Estado Islámico, cediera el último bolsón de territorio que controlaba en la zona.

En estos últimos años, Israel ha desarrollado una masiva operación de asistencia humanitaria para impedir que el hambre azote a miles de sirios del otro lado de la frontera, y que se difundan epidemias debido a la falta de alimentos y atención médica básica.

Desde 2013, el Estado judío ha atendido a miles de personas en sus hospitales de campo sobre la frontera y en sus hospitales públicos, mayormente en el norte del país. Desde 2016, en el marco de la “Operación Buena Vecindad”, más de 600 niños sirios, acompañados por sus madres, arribaron a Israel para recibir tratamiento médico. Cientos de toneladas de alimentos, equipos y vestimentas han sido transferidos a Siria a través de la frontera.

A principios de julio, el Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) evacuó en una operación de rescate a centenares de integrantes de los “Cascos Blancos” sirios y sus familias, y los transfirió a Jordania, a pedido de varios países occidentales.

El Ejército de Defensa de Israel expresó que participó en este gesto “excepcional” debido al “riesgo inmediato” para las vidas de los civiles, mientras las fuerzas del régimen de Damasco respaldadas por Rusia se acercaban a la zona. El ejército israelí recalcó que no interviene en los combates que se desarrollan actualmente en Siria.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una ONG con sede en Londres, pero con una amplia red de activistas en el terreno, las fuerzas gubernamentales sirias recuperaron todo el territorio que estaba en manos de los jihadistas del  Ejército de Kalid bin al Walid, poniendo fin a la sangrienta campaña de seis semanas para retomar el extremo suroeste del país.

Los rebeldes habían capturado el área adyacente a las Alturas del Golán tras la popular revuela contra Assad en 2011. Luego el Ejército de Kalid bin al Walid arrebató a los combatientes rebeldes la cuenca del río Yarmuk, que fluye en la frontera siria con Jordania y llega hasta Israel.

El Observatorio señaló que las tropas de Assad lograron expulsar a los jihadistas tras un acuerdo para el traslado secreto de más de 1.200 integrantes del grupo afiliado al Estado Islámico a la zona desértica de Sweida.

1 Comentario

  1. No apoyo ni remotamente la acción que se lleva adelante con los sirios. Basta de verlos como pobrecitos. No lo son. Hacen una guerra y luego lloran.

Dejar respuesta