¿Israel se retira o no de la UNESCO?

0
407
Sede de la UNESCO en París - Foto Wikipedia

El Ministerio de Relaciones Exteriores negó un informe en el que se opone a la directiva del primer ministro Biniamín Netanyahu de que Israel se retire de la UNESCO, diciendo que sigue estando “inequívocamente” comprometido a retirarse del brazo cultural de las Naciones Unidas.
“El Ministerio de Relaciones Exteriores se está preparando para implementar la directiva del primer ministro sobre el tema de abandonar la UNESCO. Inequívocamente”, plantea el comunicado.
La negativa vino en respuesta a un informe del Canal 10 en que diplomáticos expresaron sus reservas sobre retirarse de la UNESCO en una reunión del Ministerio de Relaciones Exteriores la semana pasada, a la que asistió el director general del ministerio, Yuval Rotem.
A principios de este mes, Netanyahu dijo que Israel seguiría la iniciativa de los Estados Unidos de retirarse de la UNESCO. El Departamento de Estado citó las “crecientes deudas”, la necesidad de reforma y el “continuo sesgo anti-Israel” de la UNESCO al anunciar su decisión.
Según el informe, los funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores están preocupados de que Israel no pueda reincorporarse a la organización si se retira, ya que se necesita el apoyo de la mayoría de sus miembros, muchos de los cuales son estados árabes y musulmanes hostiles a Israel.
Estados Unidos, por otro lado, podría fácilmente reunir los votos necesarios para volver a unirse a la UNESCO, creando la posibilidad de una situación en la que Israel se encuentre solo fuera de la organización.
Durante la reunión, los diplomáticos expresaron la posibilidad de que la administración Trump presionara con éxito para reformar la UNESCO, permitiendo que Israel permanezca junto a los EE.UU.
Los funcionarios también acordaron enviar una delegación a Washington y Nueva York en las próximas semanas en un esfuerzo por convencer al gobierno de Trump de que le dé a Israel más flexibilidad sobre el asunto y le permita permanecer en la organización incluso si Estados Unidos renuncia, según el informe.

Aunque Netanyahu, quien también se desempeña como ministro de Relaciones Exteriores, ha reiterado que Israel se prepara para partir de la UNESCO, el Ministerio de Relaciones Exteriores aún no ha informado a la organización de la intención del país de retirarse.
Como las reglas de la UNESCO afirman que una decisión de abandonar por un país no entra en vigencia hasta el 31 de diciembre del año posterior a que notifique formalmente a la organización de su retiro, la fecha tentativa de Israel podría ser el 31 de diciembre de 2018.
Si bien Israel ha criticado duramente a la UNESCO por su parcialidad contra el Estado judío, la organización ha provocado la ira de Jerusalén durante el año pasado por varias resoluciones aprobadas, como la reciente decisión del organismo parisino de declarar la Ciudad Vieja de Hebrón en Cisjordania, un sitio del patrimonio mundial en peligro de extinción.
También aprobó varias resoluciones ignorando los lazos judíos con Jerusalén, lo que provocó la denuncia de los funcionarios israelíes.
La declaración de Netanyahu de que Israel renunciaría a la UNESCO se produjo un día después de que acordó por unanimidad aplazar la votación de un par de resoluciones antiisraelíes en lo que fue un logro diplomático importante para Israel, con el Ministerio de Relaciones Exteriores señalando que era la primera vez que no había resoluciones contra Israel aprobadas en una sesión de la UNESCO desde 2011.
La líder entrante de la UNESCO, la francesa Audrey Azoulay, que fue elegida para el puesto el día después de los anuncios de Estados Unidos e Israel, ha implorado a los dos países que reconsideren sus decisiones, diciendo: “En tiempos de crisis, necesitamos estar más involucrados que nunca, buscar fortalecer a la UNESCO, y no abandonarla”.

Dejar respuesta